Menú Portada
Reduce en un punto el impuesto de transmisiones patrimoniales

Madrid bajará 1,6 puntos el tramo autonómico de IRPF

Octubre 28, 2013
pq_938_ignacio_gonzalez.jpg

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha anunciado este lunes que bajará 1,6 puntos el tramo autonómico de IRPF tras la rebaja en un punto que hizo Esperanza Aguirre en 2007 y que reducirá un punto el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales hasta situar el tipo general como el más bajo de España con un 6 por ciento.

“Creer que el dinero está mejor en el bolsillo de los ciudadanos es nuestro principio”, ha dicho González durante un desayuno informativo organizado por Europa Press, donde ha añadido que, además, esta política ha demostrado que no se recauda menos. Esta medida se incorporará en el proyecto de presupuestos para 2014, que se aprobará este martes en el Consejo de Gobierno.

Tras indicar que también rebajará un 25 por ciento el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, que es el que grava los documentos notariales e hipotecarios en la compra de viviendas nuevas, González ha sostenido que será “la mayor rebaja de impuestos aprobada por una comunidad autónoma en la historia de la democracia española”.

Estas medidas supondrán un ahorro a los madrileños, según ha explicado, de 357 millones de euros. “Gracias a las rebajas fiscales aprobadas desde el año 2003, los madrileños se han ahorrado en los últimos diez años una media de 700 euros al año. Con las nuevas medidas los madrileños pasarán a ahorrarse 1.110 euros al año en 2014”, ha apuntado.

La bajada de 1,6 puntos en el tramo autonómico del IRPF supondrá, según los cálculos del Gobierno autonómico, un ahorro adicional de 216 millones de euros anuales a los madrileños, que añadidos al punto de bajada que se aplica desde hace seis años supondrá un ahorro global de 376 millones de euros a los ciudadanos, casi 125 euros por contribuyente al año de media.

González ha explicado que la bajada acumulada de 2,6 puntos en el IRPF beneficia más a las rentas bajas que a las altas. Así, la mitad de los contribuyentes madrileños, cuyas rentas del trabajo son inferiores a los17.707,20 euros, pagarán un 6,7 por ciento menos del tramo autonómico del impuesto.

Además, el 30 por ciento de los madrileños, con rentas comprendidas entre 17.707.20 y 33.007,20 euros, disfrutarán de un ahorro medio del 5 por ciento. Hasta 53.407,20 euros de renta se ahorrarán un 3,24 por ciento y las rentas más altas se ahorrarán un 2,33 por ciento, respectivamente.

Según ha señalado el Ejecutivo madrileño, la bajada de 2,6 puntos en el IRPF dejará el tipo marginal máximo en el 51,5 por ciento, el más bajo de todas las comunidades autónomas, que contrasta con el 56 por ciento de Cataluña, Andalucía o Asturias.

Por ejemplo, un madrileño de 33 años, soltero, emprendedor que se da de alta en el censo de empresarios y que percibe durante el mismo ejercicio unos rendimientos netos de la actividad de 14.000 euros, pagará cero euros de cuota autonómica.

Tampoco pagarían nada de cuota autonómica una pareja de jóvenes de 34 años que perciban rendimientos netos del trabajo de 14.500 euros cada uno y que vivan en un piso de alquiler abonando 700 euros al mes. Esta misma pareja pagaría 1.822 euros de cuota autonómica si tributara en Cataluña, explican desde el Gobierno.

Mejorar el mercado de segunda mano

Otro de los impuestos que se verán afectados por esta rebaja es el de Transmisiones Patrimoniales, que es el que grava, por ejemplo, la compra de viviendas de segunda mano. La bajada será de un punto en el tipo, del 7 por ciento al 6 por ciento en la transmisión de todo tipo de inmuebles.

Esto sitúa a Madrid, según el Gobierno regional, con el tipo general más bajo de España, frente al 10 por ciento de Andalucía o Asturias o el 11 por ciento de Extremadura –Cantabria ha anunciado una rebaja del tipo mínimo al 5 por ciento sólo en caso de que la vivienda se rehabilite en los 18 meses posteriores a la compra.

Por ejemplo, si un contribuyente compra una vivienda de segunda mano en Madrid valorada en 150.000 euros, pagará un TPO de 9.000 euros (1.500 euros menos gracias a la rebaja anunciada). Si esa misma vivienda fuera adquirida en comunidades como Cataluña, Valencia o Galicia, el contribuyente pagará un TPO de 15.000 euros, es decir, 6.000 euros más que en la Comunidad de Madrid.

Hipotecas más baratas

Con el mismo objetivo de dinamizar la economía, González ha anunciado la rebaja del 25 por ciento del tipo general del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), que pasa del 1 por ciento al 0,75 por ciento. Este impuesto es el que grava documentos notariales como por ejemplo, las escrituras que formalizan hipotecas y viviendas nuevas.

El Ejecutivo madrileño ha explicado que Madrid será la comunidad con el impuesto sobre AJD más bajo de España, con un tipo general del 0,75 por ciento frente al 1,5 por ciento de regiones como Andalucía, Cataluña o Galicia.

En este caso, por ejemplo, si un ciudadano compra una vivienda nueva valorada en 150.000 euros pagará un impuesto sobre AJD de 1.125 euros (375 euros menos que antes) frente a los 2.250 euros que pagará un ciudadano si en Barcelona se compra una vivienda valorada en 150.000 euros.