Menú Portada

El macro juicio del Caso Nóos, que se inicia hoy hasta el 30 de junio, puede dar sorpresas inesperadas y suplementarias: que Jaume Matas o Diego Torres se pongan “a cantar” y revelen todas las claves reales de la trama

Enero 11, 2016

Fuentes de la investigación han indicado a Extraconfidencial.com que Matas, para el que se piden 11 años de cárcel, podría sorprender con una confesión inédita: el rey emérito Juan Carlos de Borbón le llamó en persona y le dijo: “Trata bien a mi yerno”. El ex presidente balear del PP, que ha estado nueve meses en prisión por otra pieza separada del Caso Palma Arena, siguió cobrando del aparato de Génova tras abandonar la política activa en 2007 mediante una nómina mensual, gracias a una supuesta orden del ex tesorero Luis Bárcenas

urdangarin jaume matas

El macro juicio del Caso Nóos, que comienza hoy y que tiene señalada su finalización el 30 de junio, puede producir sorpresas suplementarias e inesperadas, como, por ejemplo, si tanto el ex presidente del Gobern Balear, Jaume Matas, o el ex socio de Iñaki Urdangarín, e ideólogo de todos sus negocios, Diego Torres, se ponen a “cantar la Traviata” y revelan todas las claves reales de la trama de esta pieza separada del Caso Palma Arena. Entonces sí se puede liar todavía más gorda. Una de las grandes incógnitas de este juicio son los motivos exactos por los que Jaume Matas le dio a Iñaki Urdangarín contratos públicos por valor de 2,5 millones de euros a cambio de nada o de casi nada, por dejar una puerta abierta a la duda. Fuentes próximas a Matas indican que el ex presidente balear del PP explicará todo con pelos y señales el día en el que declare, ya que no desea volver a pisar la cárcel.

Una experiencia que ya sabe lo penosa que es tras estar nueve meses entre barrotes en la prisión de Segovia de la que salió el mes de abril de 2015. Matas ha permanecido siempre en las dependencias de la enfermería de esta cárcel a causa de su profunda sordera bilateral sobrevenida en la última década y de la que fue intervenido el año pasado en Madrid gracias a un permiso penitenciario especial, ya que padecía tuberculosis auditiva. Su entrada en prisión se debió a la condena por una primera pieza separada del Caso Palma Arena, de la decena que aún le quedan por penar: la de los pagos ilegales al redactor de sus discursos, Antonio Alemany, que a su vez ingresó en la prisión de Palma para cumplir una pena de dos años y siete meses. En este período de reclusión el ex líder del PP balear ha comparecido también como imputado, por vídeo conferencia ante el juez José Castro, por un caso de supuesta corrupción ligada a las concesiones de obras del Gobierno balear y presuntos pagos de comisiones al PP.

La llamada del Rey Juan Carlos

A Matas se le pide ahora en el juicio del Caso Nóos una pena de 11 años de cárcel por presunta malversación de caudales públicos en concurso con un delito continuado de prevaricación y falsedad en documento público (8 años), así como por un delito continuado de fraude a la administración (3 años). Y, a su vez, está en lista de espera para el próximo juicio del Caso de la Ópera de Calatrava, nunca construida. Fuentes de la investigación han indicado a Extraconfidencial.com que durante el juicio, Matas podría sorprender con una confesión inédita: el rey Juan Carlos de Borbón le llamó en persona y le dijo: “Trata bien a mi yerno”.

Jaume Matas ha intentado, a través de su defensa, mantener abierta una vía de negociación con la Fiscalía Anticorrupción para conseguir aminorar la posible carga penal que le espera. Ya en su primera declaración judicial ante el juez instructor del Caso, José Castro, fue muy convincente, justificando que en sus decisiones políticas y proyectos realizados solo decía la frase: “HAGASE”, y que posteriormente era el aparato político de su administración quien realizaba todas las gestiones. “Si no fuera así, señoría, me tendría que juzgar por cualquier papel, por mínimo que fuera”, le dijo al juez.

La huida de Matas

El ex presidente balear decidió huir de la política en junio de 2007, tras no revalidar la mayoría absoluta en las elecciones de mayo de ese mismo año. A sus 51 años -ahora tiene 59-, decidió irse a Washington con una carta que le acreditaba como director de relaciones institucionales de la empresa hotelera Barcelo Crestline y como ejecutivo de su fondo de inversiones denominado “Playa”, para la expansión del grupo propiedad del ex senador del PP, Simon Pedro Barceló, en México, Caribe y Centro América. Algunos dicen que, desde allí, supervisaba también algunas cuentas reales. En junio de 2009 cambio su orientación y paso a trabajar para la empresa consultora Pricewaterhouse Coopers, como experto en cambio climático y energías renovables. La multinacional lo fichó dado que, en teoría, era un experto en Medio Ambiente, ya que fue ministro de este ramo en el gobierno de José María Aznar desde el año 2000 al 2003.

Por su trabajo en Pricewaterhouse, Matas cobraba más de 500.000 euros y tenía su despacho en una de las plantas nobles de la Torre situada en el número 300 de la Avenida Madinsson, de la ciudad de los rascacielos. Fue fichado debido a que la consultora quería tener a expertos para realizar informes medioambientales, ya que la Administración Obama estaba decidida a impulsar el Medio Ambiente, con el dinero añadido en gastos para esa partida. Pero la salida de Matas de la multinacional Pricewaterhose estaba marcada con una cruz desde hacía tiempo, ya que el delito fiscal está muy mal visto en Estados Unidos.

La nómina de Matas en el PP

Un Informe de la Agencia Tributaria, al que ha tenido acceso Extraconfidencial.com, detalla pormenorizadamente cuál era la situación económica y patrimonio real del ex presidente del Gobierno Balear (1996-99 y 2003-2007). Según este informe, Jaume Matas percibió del Partido Popular, a pesar de abandonar sus puestos públicos y marchar a trabajar a Estados Unidos, un ingreso mensual en concepto de nómina que alcanzó la cifra global de 63.608,29 euros entre los años 2007 y 2008. Hacienda no indica si en el año 2009 el aparato del PP le retiró este ingreso señalado como “nómina” o se lo siguió manteniendo.

La Agencia Tributaria detalla cuales han sido los ingresos oficiales de Matas entre los años 2004 al 2008. Así, en el año 2007 percibió del PP la cantidad de 34.496,31 euros, además de ingresar 25.555 euros como presidente del Gobierno Balear y 8.790,36 como parlamentario; durante el año 2008, la cantidad pagada por el PP ascendió a 29.112 euros. En los años anteriores a estos, no consta de manera oficial que recibiera ninguna nomina del Partido Popular. Pero el Informe tributario sí que indica los honorarios que percibió Matas como político de las Islas Baleares durante esos años anteriores. Así, en el año 2004 percibió 48.802,78 euros como presidente del  Gobierno balear y 3.948 como parlamentario; en el 2005 fueron 34.977,65 como presidente y 15.707,62 como parlamentario; en el 2006 ascendieron a 46.581, 47 euros y 16.323,27 euros. Según fuentes consultadas por Extraconfidencial.com, la orden de que Matas siguiera percibiendo dinero del PP a pesar de haber marchado a Estados Unidos y abandonar sus cargos públicos fue dada por el ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas.

Su mujer fue colocada a “dedo”

Por su parte, la mujer de Matas, la valenciana Maria Teresa Areal Montesinos, maestra de profesión, cobró durante 2007 la cantidad de 13.469 euros como trabajadora de la consultora mallorquina Martorell Asociados. Según declaró el propietario de esta consultora ante el juez José Castro, no fue fichada por sus dotes como relaciones publicas, “sino porque era la esposa del entonces presidente del Govern balear”. De hecho no aportó ningún cliente a la cartera de la consultora. No obstante, tras dejar este empleo fue fichada inmediatamente por la empresa propietaria del Hotel Valparaíso, ubicado en la zona alta de Palma de Mallorca, y vinculada a otro amigo de su marido, Miquel Ramis, ex alcalde popular de la localidad mallorquina de Muro. Por este nuevo trabajo de relaciones publica Maite cobro la cantidad de 37.678 euros. Hay que significar que mientras su marido fue ministro de Medio Ambiente, Maite trabajó como asesora en la consejería de Educación de la Comunidad de Madrid.

Maite Areal era amiga íntima de la mujer de Eduardo Zaplana, Rosa Barceló. Ambas fueron compañeras de pupitre en el colegio de Torrevieja donde estudiaron y desde entonces han mantenido una gran amistad fortalecida por una amiga común, la dueña de Chocolates Valor. Maite Areal y Rosa Barceló hicieron que Matas y Zaplana comenzaran una estrecha amistad ya desde los tiempos de novios de ambas. Por eso cuando Zaplana alcanzó poder en la sede de la calle de Génova, en Madrid, recomendó a José Maria Aznar que nombrara ministro a su gran amigo Jaume Matas.

75.000 euros de coste por hora

Los extraños negocios de Iñaki Urdangarín con el ejecutivo de Jaume Matas fueron a través del Instituto Nóos al que benefició con 2,5 millones de euros de fondos públicos. Fue en febrero de 2006 cuando el PSOE denunció supuestos pagos irregulares del Gobierno balear. En concreto, los socialistas acusaron al ejecutivo balear de pagar de forma irregular 1,2 millones de euros públicos al Instituto Noos para la organización en noviembre de 2005 de un congreso internacional de tres días de duración sobre turismo y deporte en Mallorca. Del dinero aportado, sólo en gastos de viaje, alojamiento y comida a los invitados se utilizaron 240.000 euros. Los cálculos establecidos supusieron un promedio de 75.000 euros de coste por hora.

También la empresa de Urdangarín participó en la creación del equipo ciclista profesional “Illes Balears”, que financió el gobierno balear. El PSOE difundió que fueron siete millones de euros los que pagó el gobierno de Matas, una cantidad muy superior a la barajada en otros equipos ciclistas. Para adjudicar a Nóos la oficina del proyecto del equipo ciclista Illes Balears (antes Banesto), Urdangarín se reunió en septiembre de 2003 en el Palacio de Marivent con Matas y Pepote Ballester, según relata la Fiscalía en su escrito de calificación del caso Nóos. Según el fiscal Pedro Horrach, esta “farsa” fue “orquestada” por Matas “con el fin de aparentar que era dicho órgano quien tomaba las decisiones” cuando era él “quien ostentaba de facto el dominio sobre la gestión del citado organismo”.

Como también fue chocante la eliminatoria de la Copa Davis de tenis entre España y Holanda celebrada en el año 2004 en la plaza de toros de Palma de Mallorca, un lugar cuanto menos extraño para la práctica del tenis. El Gobierno Balear del PP fue lo suficientemente convincente para que la Federación Española de Tenis, representada por la firma Octagon Esedos, vinculada en su día Urdangarín, aceptara esta propuesta previo pago de 300.000 euros en concepto de derechos de imagen. El escándalo público hizo que el yerno del rey de España abandonará la presidencia del Instituto Nóos en abril de 2006. Sólo se quedó oficialmente con tres actividades: ser profesor del Departamento de Política de Empresa del Esade, consejero independiente de Motor Press Ibérica y propietario de una inmobiliaria, la célebre Aizoon. Pero no tardaría mucho en incrementar su currículo profesional y sus cuentas bancarias.

El libro “bomba” de Diego Torres

Hasta 18 acusados se sentarán en el banquillo, entre ellos, la Infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarín, como principales procesados en el marco de una vista oral que, de no producirse un pacto inicial con las acusaciones, prevé prolongarse hasta el 30 de junio. El fiscal anticorrupción Pedro Horrach reclama un total de 107 años de cárcel, empezando por los dos principales socios del Instituto Nóos; Iñaki Urdangarín, para el que se piden 19,5 años de prisión por dos delitos fiscales además de prevaricación, malversación, fraude, estafa, falsedad en documento público, falsedad en documento mercantil y blanqueo de capitales; y Diego Torres, 16 y medio por liderar una trama empresarial con la que lograron acceder de forma “directa e inmediata” a los fondos manejados por las Administraciones y desviar así hasta 6,2 millones de euros. Torres ha anunciado que durante el proceso sacará a la luz el libro bomba: “La verdad sobre el Caso Nóos”. Quiere acreditar que la Casa Real estaba al corriente de las actividades desplegadas por el Instituto Nóos. También aparecen en la lista de acusados, la esposa de Diego Torres, Ana María Tejeiro, y un hermano de ésta, Marco Antonio Tejeiro, que fue el contable del grupo.

El fiscal acusa también al ex director general de Deportes, José Luis ‘Pepote’ Ballester, amigo personal de Urdangarín y de la infanta Cristina de Borbón, para quien pide una condena de 2 años de prisión. En su caso, para calcular la pena que solicita, el fiscal ha tenido en cuenta la atenuante muy cualificada de colaboración con la Justicia porque se puso a disposición del juzgado instructor para ayudar a la investigación, reconociendo su participación en los hechos. Por eso es una pena inferior a otras, como la del ex director de la Fundación Illesport de Baleares, Gonzalo Bernal, para quien el fiscal pide 8 años de prisión; para el ex director del Instituto Balear de Turismo (Ibatur), Juan Carlos Alía, 4 años de cárcel; y para el ex secretario del Ibatur Miguel Ángel Bonet, 5 años y 6 meses de prisión y multa de 9.600, teniendo en cuenta la agravante de reincidencia.

El primer día, 11 de enero, las partes expondrán las cuestiones previas en una sesión con presencia de todos los acusados, incluida la infanta Cristina de Borbón, y en los días posteriores a ese trámite -se han dado un plazo de cuatro semanas para deliberar-, el Tribunal de la Sección Primera de la Audiencia de Palma decidirá si juzga a la hermana del rey Felipe VI o la exime en aplicación de la llamada “doctrina Botín“. Los jueces resolverán si se aplica a la infanta la doctrina fijada por el Tribunal Supremo en una sentencia de 2007 referida al banquero Emilio Botín, que establece que, en el procedimiento abreviado, no puede abrirse juicio oral solo a instancias de la acusación popular, en este caso Manos Limpias. Si la “doctrina Botín” no la salva, Cristina de Borbón se enfrentará al cargo de cooperadora necesaria de los delitos fiscales de su marido. El sindicato Manos Limpias solicita ocho años de cárcel para ella.

Una vez resuelto este trámite, los acusados comparecerán entre el 9 y el 26 de febrero, según el orden propuesto por el Ministerio Fiscal, empezando por el ex director general de Deportes del Govern balear José Luis “Pepote” BallesterMatas lo hará en quinto lugar y la infanta, si lo hace, sería la última-, y del 8 de marzo al 17 de mayo los 363 testigos citados. Tal y como ha decidido el Tribunal que los juzgará, los acusados solo deberán permanecer en la Sala hasta que hayan declarado todos los imputados. Después, podrán abandonarla, pero siempre que haya un abogado suyo presente en el juicio.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho