Menú Portada
Injusta sentencia de la Audiencia Provincial

Lydia Bosch, desolada tras conocer la decisión sobre su divorcio

Julio 26, 2011
pq_927_lydiabosch.jpg

Todo por sus hijos. Esa era la única pretensión de Lydia Bosch cuando decidió llevar a su ex marido, Alberto Martín, a los tribunales. En aquel momento la actriz y el arquitecto se encontraban enfrascados en varios procesos judiciales. Sin embargo, la educación y calidad de vida de los menores estaba en juego. Lydia salió vencedora. La sentenció determinó que su ex tenía que compensarle económicamente con 350.000 euros por los años de dedicación a su matrimonio. Además, el fallo judicial recogía que la actriz recibiría una pensión mensual de 6.500 euros. Pasado el tiempo, tras el recurso presentado por Alberto, la Audiencia Provincial ha dictado una sentencia que nada tiene que ver con la anterior. Martín no tendrá que indemnizar a su mujer, la vivienda familiar será de uso común (cada uno podrá usarla seis meses al año), la custodia de los menores será compartida y, además, la pensión se reducirá a 2.800 euros mensuales. Una decisión totalmente injusta e injustificada.

El revés no llegó por sorpresa. Aunque pensó que su corazonada iba a ser errática, lo cierto es que cuando su prestigiosísima abogada le telefoneó para transmitirle el resultado final, Lydia pronunció un “lo sabía” que todavía eriza. No es justo. De sobra es conocida la dedicación absoluta que la actriz tuvo hacia su marido y sus hijos durante el matrimonio. De hecho, quienes defienden al arquitecto también aseveraron públicamente que Lydia tenía una vida absolutamente casera mientras matrimoniaba. No tenía vida social. Rara era la vez en la que se le podía fotografiar en actitud divertida. Tan sólo se acumulan instantáneas de la célebre intérprete llevando a sus hijos al colegio o acudiendo a misa con su marido. Aparcó totalmente sus compromisos profesionales. Dicen que Alberto prefería tenerla en casa para que se hiciera cargo de todo. Y, eso, lógicamente, debería tener una remuneración. Lydia apelará la decisión. 

Por Saúl Ortiz

saul@extraconfidencial.com