Menú Portada
AUSBANC pierde dos de sus más íntimos aliados en la CAM

Luis Pineda engaña a Esperanza Aguirre

Junio 26, 2008

Y por ende engaña a todos los madrileños. Ayer debió ser un día triste en las oficinas Marqués de Urquijo 44. Esperanza Aguirre se ha deshecho de los dos consejeros más “amigos” de Luis Pineda Salido: Manuel Lamela y Alfredo Prada. Las razones esgrimidas, económicas. Pues quizá sea más importante vigilar la publicidad y las subvenciones que han ido otorgando a AUSBANC año tras año, su abuso y su falta de control.

pq__pineda.jpg

¿Dónde buscaría usted una publicidad del Metro de Madrid? Lo más lógico en medios locales, autonómicos pero lo que a muy pocos se le pasaría por la cabeza es que se anunciara en un mensual, “económico” y de escasa tirada llamado Mercado de Dinero. Llamativo ¿verdad?, no tanto si tenemos en cuenta que hasta ayer el consejero de Transportes era Manuel Lamela y Mercado de Dinero es una publicación de AUSBANC.

Otra publicación es el Club de la Vida Buena, guía trimestral de viajes que dedicó en su último número un especial a la Ciudad de la Justicia con presentación incluida por parte del también hasta ayer consejero de Justicia y Vicepresidente segundo de la Comunidad de Madrid Alfredo Prada. Pero desde luego eso no es lo más llamativo, el mismo que ha despedido a más de la mitad de la plantilla de sus publicaciones, incluidos ¡trabajadores de baja!, reciben subvenciones de empleo, trabajadores gratis durante unos meses, lujos que pocas empresas tienen acceso.

Pero lo que es peor, trabajadores a los que teóricamente les paga el Gobierno de Aguirre para que ayuden y asesoren en la búsqueda de empleo, en verdad se dedican a otras tareas mas prosáicas en una redacción. El truco es fácil, te dan una subvención para contratar a 14 personas para asesorar en tema de empleo y luego contratas para esa labor a ocho, los otros seis restantes trabajan en otras áreas de la empresa. La falta de control de la Comunidad de Madrid, escalofriante, ya que para justificar que realizan estas tutorias se firman unas fichas, las cuales hacen los trabajadores a posteriori.