Menú Portada
LO QUE EL PRESIDENTE NO CONTÓ EN EL CONGRESO (y II)
Mientras la plantilla de la Corporación pública disminuyó de 10.000 empleados a poco más 4.500

Luis Fernández aumentó los fichajes de altos cargos ajenos a la plantilla de CRTVE en un 211%

Noviembre 22, 2008

Y el salario medio del organigrama en un 205%

Para justificar su decisión, rebajó el número de subdirectores y los jefes de unidad

La vicepresidenta Fernández de la Vega aseguró la viabilidad de una televisión pública con menos publicidad y más financiación


Todo apunta que la María Teresa Fernández de la Vega logró su objetivo tras reunirse el jueves de la pasada semana, por la mañana con los miembros del Consejo de Administración de CRTVE y, ya por la tarde, con los componentes del Comité General Intercentros (CGI). En ambas convocatorias, y a la espera de celebrar una más con los portavoces de la Comisión de Control Parlamentario, la vicepresidenta del Gobierno apostó por reforzar la idea de televisión pública. Su ideal sería una televisión sin publicidad. Las cadenas privadas, por activa y por pasiva, han exigido que Televisión Española renuncie a parte de sus ingresos por esta vía. De hecho, Giuseppe Tringali, responsable de publicidad de Tele5, acusaba a la pública de aplicar tarifas “a la baja”. ¿Se imaginan una película en horario de prime time en La Primera de TVE sin anuncios, al estilo de Canal Satélite Digital? Pues hacia eso vamos. Audiencia sin publicidad.
En un comunicado suscrito por Comisiones Obreras, UGT, APLI y USO, miembros del citado CGI, se asegura que la número dos del Gobierno manifestó que “el compromiso del Ejecutivo de reducción de publicidad irá acompañado de la financiación suficiente que lo compense”. Faltaría más. Quizás por ello, Luis Fernández, presidente de la Corporación RTVE se ha permitido el lujo de fichar a golpe de talón y con sueldos casi cien mil euristas. Durante su mandato aumentó el salario medio de los directivos fichados ajenos a la plantilla de la televisión pública en un 3%: de los 89.916 euros anuales que estos cobraban en 2006, se ha pasado a los 92.588 euros, lo que supone una salario mensual de 7.600 euros.
Luis Fernández comparecía el pasado 28 de octubre en el Senado. Ese día el diputado del Partido Popular Pedro Agramunt preguntaba al presidente de RTVE sobre la evolución del Organigrama a partir de la Constitución de la Corporación. Respuesta evasiva y ocultación de datos. Como suena. Lo que el máximo responsable de la televisión pública no se atrevió o no quiso responder y en nuestra edición de hoy se lo ofrecemos en el cuadro que adjuntamos. Una auténtica evolución.
Los números lo dicen todo. En comparación con la estructura orgánica de su antecesora Carmen Caffarel, Luis Fernández redujo los altos cargos un 27% y el salario medio un 16%. Los “afectados”, los subdirectores y jefes de unidad. Una auténtica maniobra de ingeniera empresarial porque la realidad, y los datos lo demuestran, es que la plantilla de directivos ajenos a RTVE aumentó en un 211% y el salario medio de estos un 205%.
En esta línea, los representantes del CGI trasmitieron a María Teresa Fernández de la Vegael malestar generalizado de los profesionales de RTVE por la falta de respeto del presidente de la Corporación por su política excesiva de nombramientos de directivos externos, así como el temor por la desaparición de los programas culturales”. ¿Servirá de algo la queja de los representantes de los trabajadores?