Menú Portada
A la espera de recibir la cuantiosa herencia de su abuela Emanuela de Dampiere

Luis Alfonso de Borbón se lanza al mundo de las transacciones electrónicas

Mayo 8, 2012
pq_928_luisalfonso.jpg

El pasado 3 de mayo fallecía en Roma Emanuela de Dampiere, la abuela de Luis Alfonso de Borbón Martínez Bordiú.  Ya desde ese momento, se empezó a especular sobre la cuantiosa herencia que presumiblemente recibirá como único heredero de los bienes que ella heredó en su momento de su segundo esposo y también de su hermano Richard de Dampierre, y también de valiosas joyas que desde hace largos años ella misma guardaba en un banco italiano para este nieto que siempre ha considerado duque de Anjou, a pesar de que en los últimos años mantuvo con ella una relación bastante en la distancia.

Y es que Luis Alfonso de Borbón ha llevado una vida discreta, a pesar de casarse en 2004 con la venezolana María Margarita Vargas Santaella en la República Dominicana, así tras el enlace, el matrimonio vivió varios años en Venezuela, donde él trabajó en el Banco Occidental de Descuento, propiedad de su suegro el banquero Víctor José Vargas Irausquín.

El mundo de la banca y los inmuebles

Y es que Luis Alfonso de Borbón ha estado siempre muy relacionado con el mundo de las finanzas. Licenciado en Ciencias Empresariales y máster en Finanzas, el bisnieto de Alfonso XIII y de Francisco Franco, comenzó su carrera en 1997 como asesor de inversiones en BSN Banif para pasar luego a BNP Paribas como gestor de patrimonios. Seguía así los pasos de su padre, Alfonso de Borbón y Dampierre, que trabajó en Banesto y en Banco Exterior, donde fue subdirector general. Coincidiendo con su trabajo en BNP Paribas, inició su primera aventura empresarial, Borcorel SL, sociedad que constituyó con un capital social de 3.005 euros, y en la que figura como administrador solidario.

Esta sociedad actualmente no tiene ninguna actividad, a pesar de que su objeto social era muy extenso: la promoción, construcción, rehabilitación, compraventa, alquiler y explotación por cualquiera de las formas admitidas en derecho, de bienes inmuebles, rústicos y urbanos. Esta empresa tenía como domicilio la famosa residencia de la familia Franco en la calle Hermanos Becker de Madrid.

Aventuras empresariales

Tras su pase por Hispanoamérica, parecía haber abandonado las iniciativas empresariales, pero tras su regreso a España si se ha lanzado a la creación de empresas, en compañía y en solitario.  En febrero de 2010, constituyó una sociedad de curioso nombre, “Servicio integral del taxi SL”, cuyo objeto social es la “prestación de servicios de mediación, comisión, mandato representación o intermediación en el campo del marketing la publicidad y la promoción empresarial”.  Esta empresa tiene como gestores además de Luis Alfonso de Borbón otros tres administradores, Víctor González Coello de Portugal, Lorenzo Perales Navas y Jesús Ives Quintanal Pigree.

El siguiente paso lo hizo en solitario el pasado año, el 26 de junio. International Transaction System SL, creada con 3.005 euros de capital y con un objeto social más propio del mundo de las finanzas: “procesar, enrutar y repartir transacciones electrónicas de cualquier origen, índole, naturaleza, ya sean de carácter financiero o no, dentro o fuera de España, en cualquier formato o soporte existente o futuro”.

Ambas sociedades tienen como sede su domicilio de la calle Españoleto, en el centro de Madrid y muy cerca del lujoso hotel Santo Mauro, y demuestra un mayor interés por los negocios propios, algo que en los próximos meses podremos comprobar cuando cumpla con su obligación de rendir cuentas.