Menú Portada
Él y su esposa asistieron al Rastrillo que preside la infanta doña Pilar, y coincidieron con la reina doña Sofía a quien se escuchó decir a la duquesa de Anjou: "A ver si nos vemos más"

Luis Alfonso de Borbón, cada día más próximo al Palacio de La Zarzuela

Enero 22, 2012
pq__luis-alfonso-borbon.jpg

Una vez más la corte danesa ha hecho gala de todo su esplendor durante los actos celebrados la semana pasada para conmemorar los cuarenta años de la reina Margarita II en el trono, y todo ello sin detrimento alguno del incuestionable espíritu democrático de la monarquía danesa y de su inmensa popularidad. En Copenhague hubo cenas y conciertos de gala, amén de profusión de bellas tiaras entre las que, para sorpresa de muchos, apareció la magnífica tiara de diamantes de las reinas de Grecia, lucida en la cabeza de la princesa Marie Chantal, nuera del rey Constantino II.
 
Durante años se había barajado que la valiosa pieza podría haber sido vendida por la reina Federica, madre de doña Sofía, o incluso por sus propios hijos para sufragar los gastos de sus largos años de exilio. Sin embargo, se prueba ahora que continúa siendo posesión de la familia real griega. Allí vimos al rey Constantino, apoyado en el bastón que le acompaña en los últimos tiempos, que también pasó fugazmente por Madrid para la entrega del Toisón de Oro por parte de don Juan Carlos al presidente Sarkozy, ceremonia en la que también estuvieron presentes otros dos regios caballeros: el rey Simeón de Bulgaria, llegado expresamente de Sofía, y el enfermo infante don Carlos.
 
Más conflictos en el complicado entramado dinástico francés
 
Pero frente al buen orden y concierto desplegado siempre con pulcritud por la familia real danesa, el pasado fin de semana hemos asistido a nuevos pequeños conflictos en el complicado entramado dinástico francés. El día 21 se cumplía el aniversario de la muerte de Luis XVI en la guillotina, y menudearon las celebraciones en distintas iglesias vinculadas a la vieja monarquía francesa, todas ellas presididas por príncipes distintos. En este ocasión el singular, ultra conservador y siempre polémico príncipe Sixto de Borbón-Parma, ahora en extraña alianza con la vieja guardia legitimista que siempre apoyó a Luis Alfonso de Borbón, capitaneada por el duque de Beauffremont y por el Institut de la Maison de Bourbon, fue quien presidió el llamado Memorial de Francia en la emblemática iglesia de Saint Denis, necrópolis de los reyes galos.
 
Luis Alfonso, que en esta ocasión no ha viajado a Francia, ha tenido que conformarse con ser representado por el príncipe Rémy de Borbón-Parma, con quien mantiene excelentes relaciones, en un acto celebrado ese mismo día en la iglesia de Saint Pothin, en la ciudad de Lyon. Pero, como no podía ser de otra forma, el conde de París, jefe de la casa de Orleáns, tampoco ha querido perderse la celebración apuntándose a presidir, como viene haciendo en los últimos años, la misa que tuvo lugar en la iglesia de Saint Germain l’Auxerrois, antigua parroquia de los reyes de Francia.
 
Luis Alfonso, viento en popa
 
Las pretensiones de Luis de Alfonso de Borbón en Francia parecen marchar mejor en los últimos tiempos. Hasta parece que mantiene unas relaciones más gratas con el palacio de la Zarzuela, pues nos cuentan que el pasado diciembre, y durante una de sus visitas al famoso Rastrillo que preside la infanta doña Pilar, él y su esposa coincidieron con la reina doña Sofía a quien se escuchó decir a la duquesa de Anjou: “A ver si nos vemos más”. Entre tanto, Tele5 parece ahora amenazar con una mayor presencia en sus programas de Leandro de Borbón y de Mora, hijo del popular tío Leandro (fuertemente entristecido por no haber recibido comunicación alguna del palacio de la Zarzuela durante su enfermedad) y, a lo que parece, joven promesa mediática a la que ahora se parece querer ensalzar en momentos de dificultad para la familia real. Cosas veredes… 
Mientras, el gran duque heredero Guillermo de Luxemburgo ha viajado en fechas recientes a Bruselas, patria de su abuela la gran duquesa Josefina Carlota, donde piensa instalarse durante tres semanas y ello ya ha disparado todas las alarmas pues se rumorea que la motivación oculta de esta prolongada estancia es el afianzar su noviazgo con la condesa Estefanía de Lannoy, pues son muchos los que esperan un próximo compromiso matrimonial entre ambos jóvenes.
 
Ricardo Mateos