Menú Portada
Extraconfidencial.com adelantó en 2010 la compra de toda una planta en el barrio de Salamanca

Los vecinos de Federico Trillo, encantados por su marcha a Londres

Febrero 2, 2012
pq_928_federico_trillo.jpg

Washington parecía ser el destino final de Federico Trillo pero tras los desmentidos del “no está resuelto” del ministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo le han hecho acabar en Londres, eso sí, como el único embajador no diplomático de esta legislatura. Y es que una embajada con “renombre” había entrado en todas las quinielas desde que el portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso, dijera a mediados de enero que “Ahora mismo no tiene ninguna responsabilidad y por algo será“.
Según algunas fuentes, Mariano Rajoy, mantuvo una conversación con Trillo a principios de año y ambos habrían pactado su marcha . El diputado incluso habría viajado a Londres en enero. Pero este miércoles, no obstante, el dirigente no confirmó la noticia con un “No hay nada” aunque admitió que aceptaría ese puesto.
Si se confirma, tendrá que abandonar su residencia habitual menos de un año y medio después de trasladarse. Una planta, en la calle Príncipe de Vergara, cuya compra ya adelantó en exclusiva extraconfidencial.com. Y es que aunque en su declaración firmada de bienes y rentas, presentada en el Congreso el 7 de septiembre de 2011 figura la fecha de compra del 29 de diciembre de 2009, su trasladado fue muy posterior, tras una larguísima obra.
Esta ha sido desde luego un enorme quebradero de cabeza para los vecinos, meses de trajín para reformar por completo toda una planta sexta, pero finalizada esta obra, llegó la Ópera. Si, la Ópera, y es que Trillo, que en 2002 analizó en el Liceo de Barcelona los nexos entre Shakespeare y Verdi ha contagiado con su afición a más miembros de la familia que practican sin mucho éxito parece ser y para quebradero de cabeza de sus vecinos durante muchas horas diarias.

Vivienda doble
Desde luego tiene espacio para hacerlo, donde pone en la declaración “vivienda familiar con dos plazas de garaje”, es como hemos dicho toda una planta, dos pisos que anteriormente incluso formaron una vivienda mayor que unía dos plantas.

Sabemos también por su declaración de bienes que para ello se apoyó en una hipoteca de 900.000 euros, aunque el precio de compra fue mucho mayor, y es que en el momento de la compra el precio del metro cuadrado en la zona rondaba los 7.000 euros, y la planta alcanza los 400 metros.
A esto hay que añadir la reforma que duró meses, y en la que mantuvo como joya la biblioteca que antes tenían los antiguos propietarios.