Menú Portada

Los universitarios españoles ahora prefieren ser emprendedores antes que funcionarios

Mayo 4, 2016
emprendedor

El espíritu emprendedor ha calado entre los universitarios españoles. Según una encuesta encargada por Educa2020 y elaborada por GAD3, los que quieren crear su propia empresa cuando acaben de estudiar superan a los que buscarán una plaza de empleo público. Representan, con matices, el 26,8% y el 25% respectivamente. Hace apenas una década, tres de cada cuatro estudiantes de educación superior en España aspiraba a funcionario. Para explicar este cambio tan brusco, aseguran los autores del estudio, hace falta recurrir a la crisis económica.

“El titular de que la mayoría de los jóvenes quieren ser funcionarios es un falso mito”, ha enfatizado el presidente de GAD3, el sociólogo Narciso Michavila, durante la presentación del estudio “Y después de la Universidad, ¿qué?”. Ahora una cuarta parte quiere emprender –en realidad, casi un 19% quiere fundar su propio proyecto, algo más del 1% continuar el negocio familiar y el resto trabajar de autónomos– y otra tanta aspira a ingresar en la función pública. El resto o no lo sabe o prefiere trabajar por cuenta ajena.

El informe, que además de Educa2020 también ha promovido la Fundación AXA, indica que las ingenierías y Arquitectura son las ramas con mayores tasas de estudiantes que aspiran a crear su propia empresa. Casi un tercio del total. Algo menos de espíritu empresarial permea las Ciencias Sociales y Jurídicas. La proporción cae entre las carreras de humanidades, las titulaciones científicas –donde solo uno de cada cinco se plantea emprender– y las enseñanzas sanitarias. También son las que cuentan con más alumnos que aspiran a trabajar para las administraciones públicas.

La mayor parte de los que se ve como empleados públicos aspiran a tener carreras profesionales dentro de la educación y la sanidad públicas, lejos del estereotipo de personal de “ventanilla”. Lo que más valoran los universitarios españoles con espíritu emprendedor es la posibilidad de ser sus propios jefes; los que quieren ser funcionarios, tener seguridad laboral.

Mayor espíritu emprendedor

El director de la empresa especializada en sondeos demoscópicos ha constatado que la crisis ha traído un mayor espíritu emprendedor. Mientras que los adultos han estado relativamente mejor protegidos durante los años de recesión –por contratos indefinidos o por las prestaciones por desempleo–, ha argumentado, los recién incorporados al mercado laboral han sufrido tanto las altas tasas de temporalidad como una fuerte reducción en los salarios. De ahí, ha argumentado, que muchos aspiren a crear su propio negocio.

Aun así, la encuesta ha identificado diferencias importantes en las aspiraciones de los universitarios según la comunidad autónoma en la que estudian –que, al menos en España, suele ser en la que también viven sus familias–. Según el informe, la mayoría de los encuestados de Andalucía, Aragón, Galicia y Murcia aspiran a un empleo público. En el resto, optan por trabajar por cuenta ajena en el sector privado.

Un 22,6% se inclina por trabajar en una multinacional y un 11% en una pyme, mientras que el 14,4% no ha tomado aún una decisión. De esto se deduce que ser asalariado en el sector privado es la aspiración profesional principal de los alumnos universitarios en España.

Rejuvenecimiento de los emprendedores

Los sectores preferidos son servicios profesionales (16,2%), Marketing, Publicidad y Diseño (15,2%) e Ingeniería (11,8%). Nueve de cada diez estudiantes que se plantean emprender estudian en una universidad pública, así que el famoso debate público-privado es “más político que real”, y la cooperación entre ambos ámbitos es necesaria, según Michavila.

También aumenta la predisposición a emprender según aumenta el nivel de estudios y se relaciona con un mayor espíritu emprendedor que los padres sean empresarios, las ganas de aprender idiomas, viajar y trabajar en el extranjero.

La mayor dificultad para emprender es la falta de financiación, según el 75,5% de los encuestados, seguida por las trabas administrativas (31%) y la fiscalidad (21,9%).

El rector de la Universidad Rey Juan Carlos y vocal de Crue Universidades Españolas, Fernando Suárez, ha indicado que la formación de los alumnos no es uno de los problemas para emprender, si bien es necesario mejorarla y adaptarse a las necesidades del mercado y de la sociedad, con el reto siempre de la innovación.

Iñaki Ortega, director de Deusto Business School de Madrid, ha destacado el rejuvenecimiento de los emprendedores, pues la edad media ha bajado de los 35-40 años a 20-25, que ha relacionado con la irrupción de la tecnología.

La encuesta fue realiza en internet a estudiantes de toda España proporcional a los matriculados reales según sexo, nivel y ramas de estudios y universidades públicas y privadas. La muestra incluye un 4% de alumnos de FP.