Menú Portada

Los últimos metros

Enero 27, 2013

De esta cuesta de enero empinada, que no parece tener fin. Ya les había dicho que se nos iba a hacer muy largo y duro este 2013, donde la Borrasca del desempleo no parece tener fin, ni techo y donde miles de familias no pasan solo los lunes al sol, sino todos los días de la semana.

Y tras alternar las lluvias y los claros, como agradecí el paseo por la montaña del sábado, nos topamos con un día de Sto. Tomás de Aquino, festivo para muchos chavales, donde volvemos a recupera el tiempo estable que nos va a acompañar en este arranque de semana. Los cielos despejados van a ser mayoría en la península. Solo y a primeras horas en el Cantábrico más oriental veremos llover y en los pirineos seguirá nevando aunque sube la cota a más de mil metros. Las Baleares se llevan las precipitaciones más cuantiosas del último frente, que nos cruzó ayer a toda velocidad.

Las que doblan la rodilla son las temperaturas mínimas, que tras 48 horas de cierta tregua, mañanas sin heladas salvo en zonas de montaña, estas vuelven a comparecer en ambas mesetas y en la ibérica. En Ciruelos del Pinar en Guadalajara, no se libran de los 2 grados negativos. Por el contrario los mercurios no bajan en el mediterráneo, Valencia o Murcia, 18 grados como en San Pedro del Pinatar. El viento de poniente no ha dicho su última palabra ni en el estrecho, ni el litoral de Málaga. Y será el flujo del sur, junto al anticiclón, el que nos deje un final de cuesta de enero que en cuanto al tiempo parece va a ser benévola.

Cada hombre tiene que inventar su camino