Menú Portada
EXCLUSIVA
Ya está todo preparado

Los tres vestidos que lucirá la Duquesa de Alba el día de su boda

Septiembre 28, 2011

Quedan pocos días para que se produzcan uno de los acontecimientos más importantes de los últimos años. Cayetana de Alba ya tiene todo preparado para dar el sí quiero al funcionario Alfonso Díez.

pq_927_duquesa.jpg

No les queda nada. La Duquesa y Alfonso Díez contraerán matrimonio el próximo día cinco de octubre en la pequeña capilla del Palacio de Dueñas. Todo está preparado para el que ya se ha denominado el acontecimiento más importante del año. Un enlace matrimonial que, a pesar de que está envuelto en un amor irrefrenable, no está exento de polémica. Son muchos los que, incrédulos, siguen atacando al funcionario, acusándolo de aprovechado y ruin. Apreciaciones que no sólo no ruborizan a la aristócrata, sino que le ayudan a afianzar todavía más su relación. Aunque en un principio estaba previsto que la lista de invitados no superara la veintena, me aseguran que, tras recalcular, han aumentado hasta los treinta y dos. Habrá niños, amores y mucha confianza. Está claro que Cayetana estará radiante. Vestirá un modelo para cada momento. Me cuentan que la excelentísima dama lucirá hasta tres vestidos durante todo el transcurso de la ceremonia. Ninguno será de organza ni seda, aunque es posible que el más colorido lo vista cuando salgan a saludar a los medios de comunicación. Será a primera hora de la tarde cuando los ya marido y mujer brinden a las puertas del Palacio de Dueñas. Ay.
Por si no fuera suficiente con los preparativos de la boda, estos días cogen fuerza los rumores que aseguran que Cayetana y Alfonso están pensando en adoptar un niño. Los más arriesgados advierten que su decisión tendría mucho que ver con la reciente repartición de la herencia. La Duquesa querría evitar, de este modo, conflictos posteriores. Nada más lejos de la realidad. Me aseguran que tanto ella como él están bastante molestos con quienes han divulgado semejante información. Lo tachan de disparate mayúsculo sin fundamento. Otras fuentes, sin embargo, insisten en que la adopción sí era un incipiente sueño de Cayetana. Cosas veredes. De momento no aumentarán la familia.
Renglón aparte merece el enfrentamiento/distanciamiento que la Duquesa mantiene con su hijo Jacobo. Aunque en una reciente entrevista mostraba su evidente arrepentimiento tras definir a su nuera Inka Martí como fría y envidiosa, me cuentan que el filósofo sigue sin entender el desplante de su madre. Debería restarle importancia al asunto, sobre todo porque quien rectifica es doblemente sabio. Y Cayetana ha demostrado tener coraje, arrestos y dignidad. Olé.