Menú Portada

Los trabajadores de Metro de Madrid, con 16 pagas anuales y 11 días para asuntos propios, vuelven a chantajear a todos los madrileños y sus visitantes con una huelga el fin de semana que ofrece la final de la Copa del Rey, los Conciertos de Bruce Springsteen y de Manolo García y la Noche de los Museos

Mayo 20, 2016
huelga metro

Este fin de semana en Madrid debería estar marcado por toda una serie de eventos para todos los gustos. En el Vicente Calderón, miles de aficionados del F.C. Barcelona y del Sevilla abarrotarán las gradas, mientras que en el otro gran Estadio de Madrid, el Santiago Bernabéu, Bruce Springsteen continuará con su gira por España con un lleno garantizado. Pero no es el único gran concierto del día: Manolo García también colgó el cartel de “no hay entradas” para su concierto en el Barclaycard Center. Y para cerrar un sábado intenso,  los grandes Museos estatales celebran la Noche de los Museos, con actividades especiales, entradas gratuitas y un horario prolongado hasta las 24:00 horas. Un sábado excepcional que atraerá a miles de madrileños y sobre todo turistas, pero que quieren aguar los que suelen hacerlo de forma periódica: cada vez que toca renovar su Convenio, los sindicatos del Metro de Madrid.

Los seis sindicatos (UGT, CCOO, Sindicato de Conductores de Metro, Solidaridad Obrera, Sindicato de Técnicos y Sindicato Libre), que forman parte de la comisión negociadora del nuevo Convenio Colectivo han convocado paros para los próximos días 21, 22 y 23 de mayo, buscando precisamente unas jornadas en los que se multiplica el daño a los madrileños y visitantes. Precisamente por ello, justamente concentran los paros en el horario vespertino, cuando se celebran todos los acontecimientos señalados. En concreto, habrá paros parciales de 18.30 a 21:00 horas para el turno de tarde y de 23.30 horas a 2 horas para el turno de noche del área de operativa de Metro para el sábado 21 y domingo 22. En el caso del lunes 23, el paro será de 6:00 a 8.30 horas para el personal de operativo y de 7 a 9.30 horas para personal de oficio y mantenimiento y estaciones, así rematan su fin de semana “glorioso”, cuando toque regresar al trabajo el lunes.

Las organizaciones acusan a la Dirección de Metro de no tener  “voluntad” ni “capacidad de avanzar en la negociación”. En concreto, el grado de chantaje llega al punto que incluso el responsable de la sección de UGT en el suburbano, Teo Piñuelas, ha llegado a indicar que la Dirección tiene la “pelota en su tejado” y está “en su mano desbloquear la situación” para evitar los paros”. Toda una declaración de intenciones de los sindicatos de lo que puede ser unos próximos meses duros para los usuarios si no aceptan los postulados de los sindicalistas.

Tres pagas extraordinarias y otra a “medida”

El Convenio Colectivo de los trabajadores de Metro que sigue en vigor y que se aprobó para los años 2012-2015, destaca una serie de condiciones que casi nadie puede disfrutar. Una de las más llamativas es que tienen 16 pagas mensuales. Estas cuatro pagas adicionales es el resultado de tres pagas extraordinarias, una de ellas en el mes de junio, otra en el de diciembre, y la última, denominada de vacaciones, en el mes de julio a la que hay que sumar otra más denominada, “paga plus convenio”. El origen de esta última está en la cláusula 7ª del Convenio Colectivo 1992-1993, con lo que lleva instaurada 23 años. El importe es igual para todos los trabajadores de la empresa, pero aun así no es nada desdeñable. En el anterior Convenio se fijó en 1.347,82 euros. Pero lo más curioso es que se trata de una paga “a la carta”, ya que aunque está estipulado su cobro para el mes de marzo, los trabajadores de la empresa podrán percibir el importe de la misma en cualquiera de los restantes meses del año, previa solicitud por escrito del interesado.

Once días para asuntos propios y préstamos hipotecarios preferenciales

Pero no sólo en este Convenio privilegiado destaca la remuneración económica, las ventajas van mucho más allá.  Por ejemplo, los trabajadores podrán disfrutar de 11 días anuales para asuntos propios -pocos Convenios van más allá de los dos o tres días-, de los cuales hasta seis serán retribuidos a cargo de la empresa. Los permisos para asuntos propios podrán disfrutarse de manera agrupada o día a día.

También reciben una compensación económica por el desplazamiento de trabajador de  siete euros diarios, aunque este, no conlleve prolongación de su jornada de trabajo. Y si necesita una hipoteca, olvídese del Banco: Metro de Madrid concederá préstamos para la adquisición de la primera vivienda así como otras circunstancias.

Con todo ello, poco les importan los prejuicios a todos los madrileños o la mala imagen que generen sus actos a los extranjeros que visitan la capital de España, lo único que les preocupa es perpetuar unas condiciones que pagan justamente los perjudicados a través de billetes y abonos y, fundamentalmente, de sus impuestos.