Menú Portada
Los procedimientos caen a la mitad

Los trabajadores afectados por ERE bajan un 57,7% hasta abril

Junio 26, 2014
pq_929_fatima_banez.jpg

El número de trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (ERE) autorizados por las autoridades laborales o comunicados a las mismas bajó un 57,7% en el primer cuatrimestre del año en comparación con el mismo periodo de 2013, hasta sumar 66.755 afectados, según datos provisionales del Ministerio de Empleo.

Las empresas inmersas en un procedimiento de regulación de empleo disminuyeron un 49,6% respecto al periodo enero-abril de 2013, hasta un total de 5.082, en tanto que los expedientes se redujeron un 50,5%, hasta 6.046 procedimientos.

Siete de cada diez afectados (71,2%) por los procedimientos registrados hasta abril eran varones y el 28,8% restante, mujeres.

Por tipo de procedimiento, el número de trabajadores afectados por despidos colectivos descendió hasta abril un 51,1% en tasa interanual, hasta sumar 14.059 trabajadores. Las suspensiones de contrato y reducciones de jornada afectaron a 38.143 trabajadores, un 60,7% menos, en tanto que los afectados por expedientes de reducción de jornada bajaron un 54,7%, hasta los 14.553 trabajadores.

Del total de procedimientos registrados hasta abril, 5.644 contaban con acuerdo entre las partes, un 50,4% menos que en los cuatro primeros meses de 2013, mientras que 402 se efectuaron sin acuerdo, un 52,5% menos.

Dos de cada tres, en un ERE Económico

De los 66.755 trabajadores afectados por ERE hasta abril, casi dos de cada tres, 41.898 trabajadores, se vieron envueltos en un procedimiento por causas económicas.

Dentro de este apartado, los procesos en los que las empresas alegaron pérdidas actuales afectaron a 24.388 trabajadores, mientras que la disminución del nivel de ingresos o de las ventas afectó a 8.694 empleados. La previsión de pérdidas utilizada por las empresas para justificar un ERE afectó a 419 trabajadores.

Por otro lado, los trabajadores afectados por ERE de causas técnicas sumaron 636 hasta abril, los afectados por causas organizativas totalizaron 5.341, los de producción ascendieron a 18.322 y los de fuerza mayor, a 558.

La principal novedad introducida en la reforma del mercado de trabajo en relación a los ERE es la eliminación de la autorización administrativa anteriormente exigida para proceder a la realización de despidos colectivos o de medidas de suspensión de contrato o reducción de jornada por parte del empresario.

No obstante, la nueva regulación mantiene la necesidad de que se realice un periodo de consultas con los representantes de los trabajadores, al tiempo que se establece la intervención de la autoridad laboral para garantizar la efectividad de dicho periodo de consultas, pero sin tener ésta carácter decisorio.

La decisión última será, pues, la del empresario, y como en el caso de los despidos individuales, si no se está de acuerdo, los trabajadores tendrán que impugnarla por la vía judicial.

De los 66.755 trabajadores afectados por un ERE en el primer cuatrimestre, 21.039 proceden de empresas de 50 a 249 empleados, 10.798 forman parte de plantillas de entre 10 y 24 trabajadores, y 9.797 son de empresas de 1 a 9 trabajadores.

En las empresas de 25 a 49 trabajadores se registraron 9.129 trabajadores afectados, y en las de 1.000 a 4.999 hubo 3.746 empleados inmersos en un ERE. En las de más de 5.000 trabajadores en plantilla, los ERE registrados hasta abril afectaron a 1.736 trabajadores.