Menú Portada

Los Técnicos de Hacienda alertan de que los ingresos tributarios previstos se desviaron más de 86.000 millones la última década

Mayo 4, 2017
Agencia tributaria

Los ingresos tributarios volvieron a desviarse en 2016. En concreto, tributos como el IRPF y Sociedades lastraron en 7.271 millones de euros los ingresos del Estado. Así, en los últimos diez años las previsiones de ingresos del Gobierno se han desviado en 86.411 millones, un desacierto 4,8%, según resaltan los Técnicos de Hacienda (Gestha) con motivo del debate parlamentario sobre los Presupuestos de 2017 que comienza este miércoles.

Para Gestha, esta falta de acierto del Presupuesto en los ingresos tributarios se configura como la principal razón por la que los distintos gobiernos han impulsado los sucesivos ajustes en los gastos e inversiones, mediante la falta de ejecución del presupuesto de gasto o los cierres presupuestarios adelantados.

En esta línea, y en relación con la previsión para 2017, tanto la Autoridad Fiscal Independiente como el Banco de España han destacado que la «principal fuente de incertidumbre» se encuentra en los ingresos, cuyas “proyecciones podrían ser demasiado ambiciosas”.

¿Esta falta de acierto qué implicará en 2017? Los Técnicos estiman que de no cumplirse las previsiones presupuestarias de ingresos, el Gobierno aprobará este mismo año nuevas subidas de impuestos y recortes encubiertos del gasto.

Incluso el mismo Gobierno reconoció en la recentísima actualización del Programa de Estabilidad Presupuestaria 2017-2020 remitido a Bruselas, que si a lo largo de 2017 se produjese algún riesgo de desviación del objetivo de déficit, aprobaría los impuestos medioambientales y el impuesto sobre las bebidas azucaradas, ya incluidos anteriormente en la actualización del Plan Presupuestario remitido el pasado mes de diciembre.

Cuadro 1. Ingresos presupuestarios vs. previsión gubernamental 2016 (*)

  Recaudación total Presupuesto Diferencia
IRPF 72.416 75.432 -3.016
Impuesto de Sociedades 21.678 24.868 -3.190
IVA 62.845 62.663 182
Impuestos Especiales 19.866 20.053 -187
Otros 9.444 10.504 -1060
TOTAL 186.249 193.520 -7.271

(*) Importes en millones de euros

Elaboración: Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha, a partir de los datos de ejecución presupuestaria e informes de la recaudación tributaria del MINHAP

Sociedades, el gran ‘agujero’ recaudatorio

Como puede verse en el cuadro anterior, el pasado año la culpa del desajuste presupuestario, que fue de 7.271 millones (el más alto desde 2014), la tuvieron tanto el Impuesto de Sociedades como el IRPF, aunque en mayor medida el primero. De hecho, en la última década se ha producido un desajuste del Impuesto de Sociedades de 34.143 millones, lo que le convierte en el principal ‘agujero’ de las arcas del Estado.

De ahí que el pasado año el Gobierno tuviera que darle otra vuelta de tuerca a la política fiscal recuperando el pago mínimo adelantado de este tributo, lo que supuso una nueva patada hacia adelante en materia fiscal que no aborda la raíz de la crisis recaudatoria.

Para Gestha, esta improvisación fiscal –que suprime y repone normas según los mandatos dictados por Bruselas- es una de las principales causas de los desajustes presupuestarios, que han derivado en ajustes y recortes del gasto público, incluidas materias tan básicas como la sanidad o la educación. Y todo ello para alcanzar in extremis el objetivo de déficit público, que ha estado a punto de costarle una dura sanción a España.

Cuadro 2. Desviación de ingresos presupuestarios en la última década

  Diferencia acumulada entre 2007 y 2016 (*) % Diferencia acumulada entre 2007 y 2016
IRPF -18.080 -2,5%
Impuesto de Sociedades -34.143 -13,0%
IVA -20.970 -3,9%
Impuestos Especiales -8.784 -4,4%
Otros -4.434  
TOTAL -86.411 -4,8%

(*)Importes en millones de euros

Elaboración: Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha, a partir de los datos de ejecución presupuestaria e informes de la recaudación tributaria del MINHAP

Por ello, Gestha insiste en la necesidad de acometer una reforma fiscal integral que resuelva los problemas principales que presenta el sistema tributario español. Dentro de esa reforma cobra especial urgencia la de Sociedades, sobre todo porque la principal causa de que los ingresos de este tributo no logren enderezarse está en la tributación de las grandes empresas, que lo hacen a un tipo medio efectivo de menos del 7% de su resultado contable, mientras que el resto de empresas soporta una carga fiscal media del 13,9%.

Cuadro 3. Carga real del Impuesto sobre Sociedades

Año Empresas pymes Grupos empresariales Recaudación perdida por el menor tipo efectivo de los grupos empresariales (*)
2007 22,6% 9,9% -13.586
2008 19,8% 5,3% -15.143
2009 13,2% 6,4% -6.436
2010 15,4% 5,0% -9.923
2011 15,8% 3,8% -9.681
2012 16,0% 5,3% -8.262
2013 15,0% 6,3% -7.202
2014 13,9% 6,9% -6.754
Media ponderada en el período 2007-2014 16,7% 6,2% -76.988

(*) Pérdida de recaudación en el Impuesto sobre sociedades calculada por la diferencia de tipos efectivos sobre el resultado contable positivo de las empresas que forman o no grupos empresariales

Fuente: Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) a partir de los informes de recaudación de la AEAT

Esta diferencia en la carga fiscal de las empresas se deben a que las PYMES no pueden acceder a los servicios de asesoría especializada de los que gozan las grandes corporaciones para aprovechar al máximo todas las posibilidades para reducir su factura fiscal, en ocasiones incluso bordeando o sobrepasando la legalidad.

En este sentido, los Técnicos de Hacienda recuerdan las palabras del Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría, cuando el pasado mes de octubre señaló que las estimaciones más prudentes de la elusión de las multinacionales indican unas pérdidas globales de recaudación del impuesto sobre sociedades entre 100.000 y 240.000 millones de dólares al año (entre 94.000 y 225.000 millones de euros). En España, Gestha calcula que al menos se han perdido unos 77.000 millones de euros en los últimos ocho años, lo que arroja una pérdida recaudatoria media de 9.600 millones al año.