Menú Portada
LOS ANTECEDENTES POLITICOS DEL MINISTRO DE TRABAJO E INMIGRACION (y IV)
Como presidente de la Diputación percibía 144.000 euros anuales, más 1.800 por asistencia al Pleno del Ayuntamiento

Los sobresueldos del ministro Corbacho mientras fue alcalde

Junio 2, 2008

En anteriores ediciones informamos que Celestino Corbacho, el ex alcalde de L´Hospitalet de LLobregat, no sólo entregó documentación comprometedora de su propio partido a la oposición, sino que además fue imputado por un supuesto delito de prevaricación por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), y posteriormente absuelto, por aceptar un décimo de Lotería de un constructor que resultó premiado. La empresa que los regaló resultó ser adjudicataria de numerosas concesiones municipales para la realización de obra pública.

pq__corbacho.jpg

No sólo eso. El ministro simultaneó los siguientes cargos, todos con retribución incluida mientras fue alcalde del municipio catalán: secretario de política del PSC; alcalde de Hospitales del LLobregat; presidente de la Diputación de Barcelona; vocal del Consejo General de Fira de Barcelona; vocal del Comité Federal del PSOE; vocal de la Federación Española de Municipios y Provincias; presidente del Institut del Teatre; presidente del Museo Marítimo de Barcelona; y, por último, presidente del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona.
Y ¿cómo puede ser esto?, se preguntarán ustedes. Fácil: para los políticos no existe la incompatibilidad para ocupar puestos en entidades públicas. La ley impide el cobro de dos sueldos públicos, salvo en circunstancias especiales. De ahí que los alcaldes y concejales que son, a la vez, diputados, tengan que renunciar a los ingresos que les corresponderían por uno de los cargos. Pero han encontrado una vía para ser compensados en sus desvelos: no cobran sueldo y, por tanto, no tienen dedicación exclusiva. En compensación, perciben dietas u otros complementos millonarios por asistir a plenos, comisiones o reuniones. Esta técnica es utilizada por cargos electos de todos los partidos, pero quienes más ingresan en Cataluña por este sistema son socialistas y convergentes.

Innumerables cargos

Celestino Corbacho tampoco disfrutaba de dedicación exclusiva como alcalde. Y era así porque repartía su tiempo entre los innumerables cargos mencionados. Sólo como presidente de la Diputación por entonces cobraba un sueldo de 144.000 euros al año.
Del Ayuntamiento de Hospitalet del LLobregat en cambio, “no percibía nada”, salvo una dieta por asistencia al Pleno de 1.800 euros por sesión, según el portavoz del Consistorio. Hay unos 10 plenos anuales lo que arroja una media de 18.000 euros, al año. ¿Seguimos sumando…? Imposible. Mutismo total en las distintas instituciones públicas mencionadas.
Pero no todos los políticos son iguales: el parlamentario Josep María Freixanet (ERC) cobra como diputado 40.429,76 euros. Pero en su calidad de alcalde de Olot (Osona) también asiste a plenos municipales. La renumeración no es la de Hospitales de LLobregat, sino más modesta. Exactamente, 20 euros. Sobran las palabras

Julio Fernández