Menú Portada

Los sobres de la DGT y de Fernández Díaz (Interior): 2 millones para imprimir y ensobrar notificaciones administrativas, mientras 253 personas pierden la vida en la carretera en la Operación Verano, un 12% más que en 2015

Septiembre 8, 2016

La Dirección General de Tráfico se gastará 1.902.120 euros en “servicio de impresión y ensobrado de notificaciones administrativas, cartas, comunicaciones e impresos así como la gestión de acuses de recibo en la DGT”

accidente-trafico

Durante los meses de julio y agosto fallecieron en las carreteras españolas 253 personas, 27 víctimas mortales más que en el mismo periodo del año pasado, lo que representa un incremento del 12%. También aumentó el número de accidentes con víctimas que ha alcanzado los 230, 29 más que en el  verano anterior. En el caso de los heridos que requirieron ingreso hospitalario, se elevó las 1.136 personas. Respecto a los datos del verano de 2015, las Comunidades Autónomas que han tenido aumento del número de víctimas mortales han sido: Valencia (+12), Baleares (+8), Aragón y Asturias (+5), Castilla-La Mancha y Comunidad de Madrid (+4), Galicia y Castilla y León (+3), Región de Murcia (+2), Extremadura y La Rioja (+1).

Todo un drama humano, pese a las millonarias inversiones publicitarias de una Dirección General de Tráfico (DGT), que, el pasado 8 de julio, anunciaba el cese de Marta Carrera, la subdirectora de Formación Vial, implicada en un supuesto amaño en la adjudicación de los cursos de recuperación de puntos. Marta Carrera era la persona encargada de firmar esa adjudicación y su conducta quedó en entredicho cuando se conocieron las grabaciones que mantuvo con José Miguel Báez, presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), que imparte, en régimen de monopolio, estos cursos en España.

Dos semanas después, el 22 de julio, cesaba en su cargo de directora general de Tráfico, María Seguí, una decisión que llega después de que el Ministerio del Interior abriera una investigación urgente sobre la financiación concedida desde Tráfico a tres proyectos de investigación con la Universidad de Zaragoza donde trabajaba su marido, Francisco López Valdés. La propia Inspección de Servicios del Ministerio del Interior, regentado en funciones por Jorge Fernández Díaz, ha apreciado “indicios de responsabilidad” en María Seguí por posible incumplimiento de las reglas de incompatibilidades de Altos Cargos, previstas en la Ley de regulación de los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno y de los Altos Cargos de la Administración General del Estado, que era la norma vigente en esta materia en 2012 y 2013. Cristóbal Cremades, el secretario general de la DGT, es quien asume las funciones de María Seguí,  hasta que puedan realizarse nuevos nombramientos.

Un verano que se preveía “fantástico” para la DGT y acabo en más dramático que nunca

La Dirección General de Tráfico comenzó su estación fantástica. El verano llegó cogiendo casi desprevenido al organismo autónomo responsable de la ejecución de la política vial y con él su tradicional operativo especial. Un dispositivo que se pondrá en marcha esta misma semana y que tiene el objetivo de reducir las cifras de fallecidos en las carreteras españolas con respecto a años pasados.

Un afán recaudador que ha repuntado desde que María Seguí es directora del organismo autónomo, momento en el que las licitaciones comenzaron a correr como la pólvora por los despachos de la DGT: cinemómetros, radares fijos, radares móviles, helicópteros Pegasus… Todos ellos, con un doble filo: por un lado, el público, para controlar las velocidades en las carreteras y evitar accidentes; por otro lado, el privado, para aumentar las arcas de la Dirección y del Ministerio del Interior de Jorge Fernández Díaz.

Un mayor presupuesto -como el consignado para este 2016, que sobrepasa los 893,26 millones de euros-, es precisamente lo que posibilita contratos millonarios como el que encargó la DGT de María Seguí. Casi 2 millones de euros (1.902.120 euros), en sobres, como aquellos que sacaba el tesorero de la formación azul, Luis Bárcenas, de la caja B del partido para repartir a sus colegas.

En concreto, con estos 2 millones de euros, la Dirección General de Tráfico cubrirá por los próximos 24 meses el servicio de impresión y ensobrado de notificaciones administrativas, cartas, comunicaciones e impresos así como la gestión de acuses de recibo en la Dirección General de Tráfico”.

Muchos documentos que le saldrán caros a la DGT y al ministro del ramo, Fernández Díaz. Sin embargo, es un coste que resulta más llevadero después de haber sacado una victoria más amplia en las Elecciones Generales del 26J que la cosechada en las del 20D y alcanzar los 137 diputados. Parece que el escándalo del ministro del Interior debido a las grabaciones de sus conversaciones con el director de la Oficina Antifraude de Cataluña para generar escándalos en contra de CDC y ERC, no ha pasado más factura que la que se han cobrado unos tímidos abucheos a la salida de su colegio electoral.

Doinel Castro