Menú Portada
A pesar de las partidas millonarias asignadas a los sindicatos, UGT y CCOO insisten en que "los Presupuestos Generales del Estado no serán eficaces y provocarán un aumento del paro"

Los sindicatos reciben 500.000 euros más para el desarrollo de sus actividades centradas en los sectores agroalimentario y medioambiental

Abril 10, 2013

La subvención a cargo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente es solo un ejemplo de las que reciben las organizaciones sindicales por parte de otros organismos con independencia de la principal que perciben del Ministerio de Empleo y Seguridad Social
Se justifica la entrega de esta cantidad entre otras razones “para el desarrollo de sus funciones de mantenimiento de las relaciones institucionales” y por “que vienen participando en órganos consultivos internacionales, de la Unión Europea y de la Administración General del Estado, como interlocutores institucionales”

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


La investigación por los ERE fraudulentos en Andalucía continúa y casi todos los días tenemos novedades, todo ello a pesar de las quejas de la Juez Instructora, Mercedes Alaya, sobre la escasa colaboración de la Junta de Andalucía. Pero lo más relevante de las últimas semanas ha sido como el escándalo salpica más claramente a los sindicatos, y es que la juez ha señalado que CC OO y UGT cobraron 4,2 millones en comisiones. Por y a pesar de ello, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, anunció el pasado este viernes que el sindicato reabrirá la comisión de investigación interna sobre el caso de los ERE fraudulentos pero señalando que tiene la “certeza” de que el sindicato no forma parte de ninguna red de corrupción sobre este asunto, ya que según Toxo, la comisión señalando que si bien de la investigación, que se inició hace un año, no se desprendieron indicios de “actuaciones ilegítimas practicadas por personas u organizaciones de CCOO“, aunque apuntó que los recientes autos judiciales apuntan “nuevos elementos que deben ser considerados“. Y es que parece claro que las investigaciones de Alaya no han terminado y aún nos queda mucho que conocer.

Mientras esto ocurre las organizaciones sindicales continúan con su día a día. Los sindicatos y la patronal reciben cada año una ingente cantidad de dinero que pueden tomar diferentes formas para el mismo fondo: subvenciones por parte del Estado Central, partidas encontradas en los presupuestos, o innumerables ayudas de cada órgano ministerial a estas instituciones. En lo que respecta a 2013 el Gobierno ha decidido recortar de nuevo las desorbitadas subvenciones a sindicatos en un 20% en comparación con las partidas destinadas en 2012 (17,3 millones). Ya en el pasado año los números destinados a este tipo de organizaciones sufrieron un recorte del 33% respecto a los números de 2011, ejercicio en el que recibieron 25,9 millones de euros. Sin embargo, estas disminuciones –paralelas a las acometidas en la práctica totalidad de todos los sectores nacionales- parecen simples intentos por maquillar una realidad incómoda: la de las inagotables fuentes de inversión sindical.  

Los sindicatos reciben ahora en otra inyección del Estado. Según la orden del 13 de marzo publicada el pasado 1 de abril en el BOE, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente convoca “la concesión de ayudas a sindicatos de trabajadores de los sectores agroalimentario y medioambiental para el desarrollo de sus actividades de colaboración y representación ante la Administración General del Estado, la Unión Europea e instituciones internacionales, y para la realización de proyectos de especial interés para el desarrollo y mejora de los trabajadores de los citados sectores”. Unas ayudas que se ven apoyadas por un cómputo global cercano al medio millón de euros.

Transferencias blindadas

El Estado defiende esta nueva partida para los órganos sindicales españoles asegurando que el “Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente precisa, para el desarrollo de sus funciones de mantenimiento de las relaciones institucionales con las entidades representativas de intereses de los sectores agroalimentario y medioambiental (…) de la constante interlocución con la representación sindical de trabajadores de los sectores agroalimentario y medioambiental, ya que vienen participando en órganos consultivos internacionales, de la Unión Europea y de la Administración General del Estado, como interlocutores institucionales del diálogo permanente que se requiere para configurar las políticas agroalimentaria y medioambiental, la planificación general de la economía en beneficio del interés general y la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores de dichos sectores”. De este modo, el Estado cubre una subvención que tiene como único techo “el límite de dotación asignado en los Presupuestos Generales del Estado para el ejercicio 2013 correspondiente a la presente orden de convocatoria”. Un techo que roza el medio millón de euros. Estas transferencias están blindadas con una “cuantía total máxima de 425.910 euros”.

A pesar de ello, para los líderes de las dos instituciones sindicales más potentes del territorio nacional –Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo– insisten en que “los Presupuestos Generales del Estado para 2013 no serán eficaces y provocarán un aumento del paro”. Ante la tercera bajada consecutiva de los números destinados a los sindicatos, los presidentes de UGT y CCOO, respectivamente, no dudan en asegurar que “se rescata a los bancos, pero no a las personas”. Ambos anteponen una vez más los intereses personales y de partido a la situación gravosa que vive el país, no vacilando ni un minuto en utilizarla subrepticiamente para captar más ingresos. Y es que Dios le da pan a quien no tiene dientes.      

Jesús Prieto