Menú Portada
A pesar del descenso en el número de cotizantes en los dos últimos años

Los sindicatos firman una bajada en las pensiones pese a que los trabajadores han aumentado sus cotizaciones en más de un 48%

Febrero 3, 2011

El aumento del periodo medio de cálculo llevará a que el importe de las nuevas pensiones descienda un 20%

El nuevo sistema llevará a que la pensión media crezca menos que el incremento de las cotizaciones de los trabajadores

En 2009 la caída de un 18% de trabajadores cotizantes fue prácticamente compensada con un aumento del 47% de cotizaciones por prestaciones de desempleo


Cómo si de un espectáculo se tratará ayer Gobierno y agentes sociales firmaron el “Acuerdo Social”, una firma, avalada por los sindicatos, que lleva a que los trabajadores reciban en el futuro una pensión por un 20% menos de media a pesar de que los trabajadores seguiremos aportando más al sistema.

Aun así, este paso atrás del progresista Rodríguez Zapatero y los sindicatos como comparsa en espera de alguna contraprestación, fue presentado por todo lo alto en la misma sala en la que se firmaron los Pactos de la Moncloa en la Transición española, el Salón de tapices. No se escatimó gastos en decoración con paneles estampados con el nombre del acuerdo, banderas de España y de la UE, en vísperas del desembarco en España de Ángela Merkel y toda una pléyade de ministros,  y ante la presencia de una treintena de fotógrafos y cámaras de televisión. Todo ello buscando vender el acuerdo de pensiones con sindicatos y empresarios como si se tratara del mayor acuerdo social de nuestra historia.

Pagar más para recibir menos

Pero sin duda el momento cumbre es cuando el narrador anunciaba: “Señoras y señores, se va a proceder a la firma del acuerdo económico y social para el crecimiento, el empleo y la garantía de las pensiones”, y los sindicatos sonrientes firmaban un acuerdo que aumenta de hecho la edad de jubilación para millones de ciudadanos que no podrán cubrir el mínimo de años cotizados, más con una tasa de paro juvenil que supera el 40% como ya adelantó extraconfidencial.com y que supone que las nuevas pensiones sean un 20% más bajas que con el modelo actual por el nuevo baremo de cálculo.

Y es que aunque se insiste mucho en la inviabilidad del sistema debido al importante incremento del gasto de pensiones, parece que el Ejecutivo y lo más llamativo, los sindicatos, se olvidan de la “otra pata” el ingreso o lo que aportamos todos los trabajadores a la caja única para luego recibir esta contraprestación.

Si cobramos más de pensiones, es porque nuestra base es más alta y por tanto el importe que se descuenta en nuestra nómina o paga nuestra empresa es mucho mayor.

Los números que acompañamos en el cuadro adjunto son lo suficientemente claros, la cotización media anual ha pasado en el año 2000 de 4.034,17 euros a 5.989,54 euros en 2009, casi 2.000 euros en una década, un 48% más que como es normal ha elevado la pensión media hasta los 11.066 euros en 2009, una tendencia que desaparecerá con el drástico recorte de este pacto.

El resultado de pagar más es que el ingreso de cotizaciones ha pasado de 60.766 millones a 107.313 millones, un 77% más, un incremento resultado del aumento ya analizado de la cotización media como del número de cotizantes.

Y es que al menos hasta el 2009 este descenso no ha sido tan brusco como se ha indicado, ya que si bien es cierto que entre 2008 y 2009 el número de trabajadores en el régimen general cayó casi un 18%, el de parados con prestaciones se incrementó un 47%, con lo que el efecto final fue un casi neutro -2%.

Con todo siendo claro, que el sistema de pensiones necesitaba de una revisión el resultado es que es el trabajador el que paga los platos rotos: se jubilará más tarde, cotizará más años, pagará más y cobrará menos, mientras otros gastos como las millonarias subvenciones y otras contraprestaciones siguen inamovibles.