Menú Portada
Convocan una jornada de paro el 3 de agosto, coincidiendo con el inicio de las vacaciones

Los sindicatos de Renfe plantean subidas por encima del 3% en su nuevo Convenio Colectivo bajo amenaza de nuevas huelgas

Julio 26, 2012

El I Convenio Colectivo de Renfe Operadora se firmó en 2008 tras meses de huelga que afectó especialmente a la red de Cercanías

En ese acuerdo se establecieron subidas que en los últimos cuatro años superaron de media el 13%

Solo en 2009 consiguieron un incremento salarial del 4,49%


Hace apenas siete meses, en diciembre de 2011, recién nombrada como ministra de Fomento, Ana Pastor, se encontró con un primer gran problema, una amenaza de huelga de Renfe que coincidiría con la Navidad, uno de los momentos punta en el transporte de viajeros.  Ana Pastor, consiguió desconvocarla e iniciar una mesa de dialogo, pero la historia se repite, y los sindicatos vuelven elegir uno de los días que hacen más daño, el viernes 3 de agosto, inicio de las vacaciones para millones de españoles para convocar otra jornada de paro.

Esto no importa a los sindicatos con representación en Adif, Renfe y Feve, que el martes 24 ratificaron mantener la convocatoria de huelga, para en teoría mostrar su rechazo a la apertura a la competencia del sector de transporte ferroviario de pasajeros. Esta ratificación se produjo tras una reunión de casi cuatro horas con Ana Pastor, quien volvió a ofrecer a las centrales “abrir un proceso de diálogo y negociación” sobre la liberalización, que no privatización, del sector. Unas conversaciones que se materializarán mediante la constitución de distintas mesas de trabajo para abordar la situación del transporte ferroviario en España, su liberalización y la integración de Feve en Renfe y Adif, entre otros aspectos de la reforma anunciada, en la que, además, se analizará el futuro de los recorridos y estaciones menos utilizados.

Pero, es ¿Esta la principal reivindicación?, en diciembre cuando el motivo era en teoría la segregación del transporte ferroviario en Cataluña, uno de los sindicatos, CGT  destacaba especialmente la aceptación de las reivindicaciones para el II Convenio Colectivo de ADIF y Renfe-Operadora, y es que en pocos meses, acaba la vigencia del primer Convenio firmado hace cuatro años.

Más de tres años de un primer convenio privilegiado

El 4 de abril de 2008, la Dirección General de Trabajo, registraba y publicaba el primer Convenio colectivo de Renfe-Operadora. Con este convenio se finalizaba semanas de huelga en la que como en la mayoría de las ocasiones en las que hay un servicio público de por medio, las víctimas son los ciudadanos, y en este caso miles de trabajadores que utilizan el servicio de Cercanías.

El resultado fue un Convenio que entre otros muchos privilegios, partiendo de las tablas salariales y bandas salariales vigentes a 31/12/2006, establecía con carácter general, un incremento del 2,7 % a todos los conceptos económicos, con efectos de 1 de enero de 2007, más el 0,4 % correspondiente al Plan de Objetivos, para el 2008 un 3% con un 0,8% del plan objetivo y prorrogar la vigencia del Convenio hasta la finalización del Contrato Programa para los años siguientes.

El plan de Objetivos 2007 de incremento de productividad, establecía que se dedicara un 0,8 % de la masa salarial según un grado de cumplimiento del objetivo en subidas salariales. Esta cifra se calcula dividiendo el Total de Ingresos reales, que no beneficios, entre el número medio de trabajadores. Así por ejemplo, en 2009 la subida fue del 4,49%, correspondiete a un un 3,37% de subida más un 1,12% de atrasos. Y es que el punto de partida verdadero de los sindicatos es establecer un sistema de remuneración con subidas entre conceptos fijos y de productividad de entre el 3,5% y el 4%, cifras desde luego mareantes cuando nos enfrentamos a los recortes más importantes de la democracia, y que supone todo un reto para el nuevo presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar.

Con una coyuntura más que difícil, los sindicatos intentan mantener una situación privilegiada, con subidas que en ningún caso quieren que sean inferiores al 3% anual, mientras que los trabajadores públicos ven recortados sus ingresos. Un total de 28.929 empleados trabajan en el sector ferroviario, repartidos en Adif (13.224 empleados), Renfe (13.848 trabajadores) y Feve (1.857), pero son millones los españoles que son rehenes de sus huelgas, cada vez que hay que negociar un nuevo convenio colectivo.