Menú Portada
Abandonará la alcaldía de Parla para enfrentarse a Esperanza Aguirre en dedicación plena

Los secretos mejor guardados de Tomás Gómez, secretario general del PSM-PSOE

Septiembre 21, 2008

 

pq_595_TOMASTWO.jpg

La elección del parleño Tomás Gómez fue refrendada con más del 85% por ciento de los votos. Pero los nombramientos de su nueva Ejecutiva no han sentado nada bien en un sector de las filas socialistas. Y a partir de mañana daremos fe de ello.
Hoy, tan sólo unos apuntes. Todo tiene su precio en política. Habrá que preguntarle, por ejemplo, por qué y cómo uno de sus concejales “fichó”, tras abandonar su puesto, por una empresa que resultó ser una de las más beneficiadas por la alcaldía que regenta. Y también por los contratos de publicidad que realizó con distintos medios de comunicación con la única intención que su imagen saliera reforzada de cara al último Congreso del PSM-PSOE.
La guerra está servida, otra Legislatura más, en el partido socialista de Madrid. La división es nítida. Y unos no perdonan a otros, ni tan siquiera en el plano personal o de intimidad privada. Sus propios correligionarios le pedirán cuentas que tendrá que saldar, quizás, con pactos que nunca pensaba. Y en esta ocasión no se trata de otro “tamayazo”. Esperanza Aguirre, la presidenta de la CAM, “puede estar tranquila. Tomás no es enemigo”, aseguran fuentes socialistas. Eduardo Sotillos, flamante nuevo jefe de comunicación tiene una ardua y dura tarea por delante.