Menú Portada
Nada de autocrítica por su mala gestión

Los promotores acusan de frívolo a Solbes por no querer ir a su rescate

Mayo 11, 2008

El presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de España Guillermo Chicote, ha pediido al vicepresidente económico, Pedro Solbes, menos “discursitos” y un mejor diagnóstico de la situación del sector de la construcción para poder empezar a buscar soluciones. Los promotores siguen empeñándose que vayamos a su rescate, pero no asumen su culpa.

pq_517_Chicote250.jpg

En declaraciones a Radio Nacional de España, el presidente de APCE reaccionaba así a la comparecencia de de Solbes en el Congreso, en la que dijo mostrarse contrario a impedir “artificialmente” el “necesario ajuste” del sector de la construcción. Es decir, contrario a que los desmanes del sector lo paguemos todos. Para ello argumentaba que se miraban las suspensiones de pagos que según Chicote “van como los higos en septiembre”. Pues bien señor Chicote, sus suspensiones de pagos se deben principalmente a que se han endeudado tanto, en busqueda de vender mas pisos y conseguir mayores beneficios, y ahora claro, no venden y no pueden pagarlo. ¿Cuando ganaban dinero a expuertas lo repartían con la sociedad?, sabemos todos la respuesta. ¿Y por que a ustedes si y a otros sectores no?. Según el presidente de los promotores  “el problema es tan acuciante que no me parece que pueda resolverse con una comparecencia y un discursito. Este problema tiene una gravedad tan extraordinaria y unos ribetes sociales que pueden adquirir aires de tragedia tan altos que esto me parece frívolo”. La patata calientge del drama social del paro nos la trasmite a la sociedad, eso si, con pocos atisbos de crítica.  Chicote sólo reconoció que existe un exceso de producción y que los promotores y constructores “se pasaron” al construir el año pasado 640.000 viviendas, casi el doble de lo que se demanda anualmente (unas 300.000). Existe una palabra clara para definir esto, avaricia, para Chicote. “Lo que pasa es que en momentos de bonanza todo el mundo se atreve, todo el mundo se cree que va a acometer grandes proyectos y que los problemas le van a venir al vecino. Pero cuando llueve, llueve para todos”, esa es su única culpa, según Chicote “nadie ha llorado” por la “extraordinaria” recaudación fiscal que ha procurado esta situación. “Hemos generado una cantidad de impuestos a corporaciones locales, Estado central y autonomías de no te menees. Algo extraordinario. Entonces nadie lloraba”. Señor Chicote, si ustedes han pagado tanto dinero en impuestos ¡Cuanto no habrán ganado!, y aun así entran en suspensiones de pagos. Lo cual solo indica una cosa son unos muy malos gestores y no tenemos culpa de ello, sólo de una cosa de pagar millonadas por unos pisos y de engordar sus ansias de ganar más dinero. De los fallos se aprende señor Chicote, asuman su culpa.