Menú Portada
Vivienda situada en Ubrique, de la que sus padres también son usufructuarios

Los problemas financieros de Jesulín le obligaron a cambiar las condiciones de una de sus hipotecas

Abril 27, 2011
pq_927_Jesulín-de-Ubrique.jpg

Como ya adelanto extraconfidencial.com, los problemas financieros de Jesulín de Ubrique y su entorno puede que finalice con el embargo por parte de la Agencia Tributaria de una de sus fincas en El Bosque, en un proceso de desintegración de gran parte del capital inmobiliario que consiguió el torero cuando era uno de los mejores pagados de su profesión.

Dentro de estos problemas, el torero se vio obligado a cambiar las condiciones de una de sus hipotecas. Se trata de una vivienda, situada en la avenida Juan de la Rosa, número sesenta y tres de Ubrique. Tiene una superficie construida de ciento ocho metros y cincuenta decímetros cuadrados, y de la que es titular Jesús Janeiro Bazán y usufructuarios sus padres Humberto Janeiro López y Carmen Bazán Domínguez.

Esta vivienda fue adquirida con una hipoteca a favor del BBVA, por un principal de 230.000 euros, con un tipo máximo del 12% anual, y con un plazo de 180 meses, 15 años por lo que finalizaría su pago en el 2018 con una cuota aproximada de 1.800 euros mensuales, una cantidad que debía ser muy alta para los Janeiro ya que hipoteca fue ampliada hasta el 31 de marzo de 2026, es decir ocho años más.

Con este cambio, se consiguió un ahorro de unos 400 euros mensuales, es decir pagar 1.400 euros al mes, además aunque en los datos registrales no viene especificado, se cambió el tipo de interés.

Un ahorro que no sabemos si permitirá mantener esta vivienda en manos del torero.