Menú Portada
"Presuntas irregularidades contables" motivaron al Tribunal de Cuentas a abrir un procedimiento de reintegro por alcance

Los presupuestos de la UAB de 2007, 2008 y 2009 fueron aprobados una vez comenzado el ejercicio y sin la autorización previa de la Generalidad de Cataluña

Julio 21, 2013
pq_937_Ferran-Sancho.jpg

Los responsables de la administración de la UAB eran citados por el Tribunal de Cuentas hace poco más de un mes, debido al “procedimiento de reintegro por alcance” que esta institución abría por las “presuntas irregularidades contables” que el informe de fiscalización de la Sindicatura de Cuentas de Cataluña señalaba en los ejercicios de 2007, 2008 y 2009. A pesar de ser éstas -las irregularidades contables- las que causaron la apertura del proceso judicial, el dossier de la Sindicatura arroja otros errores en la legalidad y cumplimiento de la normativa.

Para comenzar, el problema de los plazos: “los presupuestos de los ejercicios 2007, 2008 y 2009 fueron aprobados por el Consejo Social una vez empezados los respectivos ejercicios. En el caso de 2009, la aprobación del presupuesto se hizo el 30 de septiembre de 2009”. Siguiendo a rajatabla la normativa aplicable, “la aprobación del presupuesto se debe hacer antes del inicio del año”. Además, estos presupuestos deben contar con el visto bueno de la Generalidad de Cataluña para su aprobación definitiva y, sin embargo, “en los tres ejercicios fiscalizados la aprobación del gasto de personal por parte del Gobierno de la Generalidad es posterior al inicio del ejercicio y, en el ejercicio 2008, se hizo una vez transcurrido todo el ejercicio”.

Los trámites complementarios como las modificaciones de crédito también pecan de desorden. Éstas fueron aprobadas de modo irregular posibilitando “que se puedan reconocer obligaciones en la liquidación del presupuesto sin que exista crédito presupuestario” e incumpliendo, al mismo tiempo,la normativa así como las bases de ejecución del presupuesto. Aparte de su aprobación anómala, “la formalización y renovación de varias pólizas de crédito de las que dispuso la UAB durante los ejercicios 2007, 2008 y 2009 no fueron autorizadas por el Gobierno de la Generalidad”.

Desbarajuste en empleados y personal

La contratación y las condiciones de personal de la UAB son examinadas con lupa por la Sindicatura. Las relaciones de puestos de trabajo (RPT) “no contienen la información de las características esenciales de los puestos ni incluyen el complemento específico correspondiente a los puestos de personal funcionario, ni docente ni de administración y servicios”. Además, el personal de administración y servicios (PAS) recibió de la UAB “varios conceptos retributivos no incluidos en el Decreto regulador de la función pública en Cataluña” cuando los funcionarios “solo pueden ser retribuidos por los conceptos establecidos en el mismo Decreto”. El incumplimiento de las legislaciones en este punto se agudiza al constatar que “los incrementos retributivos del ejercicio 2007 de todo el personal y los del ejercicio 2008 del PDI funcionario son superiores a los establecidos en las respectivas leyes de presupuestos”.

Aparte de transgredir el régimen económico estipulado para los funcionarios, éstos podrían incurrir en incompatibilidades debido a las competencias asumidas y las tareas desempeñadas. “Doce profesores a tiempo completo ocupan, además del puesto de trabajo de la UAB, cargos de dirección en otras entidades de carácter público relacionadas con la docencia o con la investigación”, que podrían causar una infracción de la Ley de incompatibilidades del personal al servicio de las administraciones públicas.

Según la Sindicatura de Cuentas de Cataluña, la UAB también incumple el Real Decreto sobre régimen del profesorado universitario al aceptar “como dedicación docente ordinaria de los profesores a tiempo completo la que se sitúa en la franja entre seis y ocho horas de docencia semanales de clase y seis horas semanales de atención a los alumnos”. La dedicación mínima indicada incumple el Real decreto

Contratación

Por último, la Sindicatura se centra en los procesos anormales de contratación. Éstos reúnen una densa tipología de errores como: “en los expedientes tramitados por procedimiento negociado no se han pedido tres ofertas y no constan los aspectos económicos y técnicos que deban ser objeto de negociación”; “en los contratos plurianuales no consta la autorización del Consejo Social”; “en los contratos de suministros no se formaliza la recepción”; o que “no hay constancia documental de que en la evaluación de las ofertas se haya hecho la valoración de los criterios cuantificables”.

Jesús Prieto
jesusprieto@extraconfidencial.com