Menú Portada
Para atender gastos de funcionamiento ordinario

Los partidos políticos recibieron 20,3 millones en subvenciones en el segundo trimestre del año

Octubre 19, 2009

Además, el ministerio del Interior les adjudicó más de un millón para sufragar gastos de seguridad

Por este concepto, Nafarroa Bai ingresó 2.754 euros y el PNV 14.599 euros



Los partidos políticos con representación parlamentaria no padecen ni la crisis ni la recesión. Hace algunos meses informábamos como el  Consejo de Ministros autorizó el pasado la concesión de subvenciones estatales anuales en materia de financiación de los partidos políticos por un total de 81.380.200 euros.   El Reglamento de la Ley General de Subvenciones, establece que cuando las subvenciones a las formaciones políticas superen la cuantía de doce millones de euros será necesario el Acuerdo de Consejo de Ministros para autorizar su concesión. De entre todas las formaciones políticas con derecho a percibir la subvención anual por financiación ordinaria, las cantidades que corresponden al Partido Popular (34.062.604,65 euros) y al Partido Socialista Obrero Español (32.243.416,04 euros) son las únicas que, por superar la cifra de doce millones de euros, exigen la autorización previa del Consejo de Ministros, que se efectúa mediante el presente Acuerdo.

La subvención concedida al PSOE no contabiliza la subvención de 5.649.331,50 euros que se concede al Partido de los Socialistas de Cataluña, que tiene financiación propia. El resto, adjudicación directa.

Ahora sabemos, según resolución del pasado 1 de julio del ministerio del Interior,  la cantidad percibida en el tercer trimestre para atender gastos ordinarios, la combinación de PSOE y PSC suman más de 9 millones de euros seguidos del Partido Popular, CIU y el resto de formaciones con representación en el Congreso.

Pero no son las únicas subvenciones que se aprobaron en ese mismo día, también subvenciones para cubrir los gastos de seguridad, algo que podemos considerar normal si tenemos en cuenta los riesgos que corren miembros del PP o del PSOE por la amenaza terrorista, pero que llama la atención si vemos la cifras que también reciben el PNV que coincide en manifestaciones con los “batasunos” o Nafarroa Bai.

Todo ello en plena crisis y cuando vemos las bancadas del Congreso muchas veces vacías o a sus miembros corriendo para no perderse un partido de fútbol.

A todo ello hay que añadir las subvenciones por representación en parlamentos autonómicos, diputaciones provinciales, por votos en las elecciones. Un negocio.