Menú Portada
Rubalcaba aprobó la subvención días antes de dejar el Gobierno

Los partidos políticos reciben otros 20 millones de euros para gastos ordinarios

Julio 17, 2011
pq_927_Rubalcaba_Consejo_Ministros.jpg

Antes de dejar el Ministerio de Interior -ahora en manos del delfín Antonio Camacho-, y en una de sus últimas maniobras, el ya candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, dio luz verde para la aprobación de las subvenciones a los partidos políticos para el segundo semestre de 2011. Según anuncia el Boletín Oficial del Estado (BOE), el dinero que las formaciones reciben, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, va destinado a atender sus gastos de funcionamiento ordinario. La Ley de Financiación de Partidos concede estas subvenciones a las formaciones con representación en el Congreso de los Diputados, de acuerdo con los resultados obtenidos en las últimas elecciones a la Cámara Baja. De cara a la opinión pública, el mensaje de los políticos es el de la austeridad y el control en el gasto debido a la preocupante crisis que vive el país, pero de puertas adentro está claro que el derroche sigue a la orden del día en el seno de las organizaciones políticas, y la recesión económica pasa de largo por las vidas de Sus Señorías. En total, los partidos se van a repartir un pastel de más de 20 millones de euros.

Así las cosas, el Partido Popular se embolsa 8.617.600 euros. Cabe destacar que tras su victoria en las pasadas elecciones autonómicas del 22-M, Mariano Rajoy se comprometió con la ciudadanía a poner en marcha un amplio paquete de medidas basado en la austeridad y la transparencia y recuperar “con urgencia” el camino del ahorro. Tres cuartos de lo mismo ocurre con el Partido Socialista que ya controla con mano de hierro Pérez Rubalcaba. La formación de izquierdas llena sus arcas con 8.157.358 euros, mientras que el Partido Socialista de Cataluña, que, como siempre, vuela por libre, se hace con 1.429.241 euros. También Rubalcaba, tanto en su etapa en el Gobierno como desde que anunció su candidatura a La Moncloa, se ha hartado de vender la moto de la mesura en el gasto, pero es muy difícil que a estas alturas de la película alguien crea en sus palabras.

Y además, para gastos de seguridad

Los catalanes de Convergencia Democrática y Unió Democrática, CiU a la sazón, también se llevan una suculenta parte del pastel, y se reparten, respectivamente, 471.889 euros y 104.864 euros. El Partido Nacionalista Vasco de Íñigo Urkullu, por su parte, consigue 287.755 euros, y Esquerra Republicana de Catalunya 238.636 euros. El resto de los partidos beneficiados por las subvenciones son Izquierda Unida (456.662), Bloque Nacionalista Gallego (157.320), Coalición Canaria (136.252), Unión del Pueblo Navarro (113.153), Unión Progreso y Democracia (189.687), Iniciativa per Catalunya (121.483) y Nafarroa Bai (54.281).

Pero no todo acaba aquí. Dentro de estas ayudas que reciben los partidos políticos periódicamente, los gastos de seguridad, también con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, se adjudican aparte. Así, el Partido Popular se hace con 442.465 euros; los socialistas se llevan 418.834euros; el Partido Socialista de Cataluña consigue 73.383, y Convergencia i Unió 32.305. Y eso que se han reducido el número de escoltas en el País Vasco.

Daniel Leguina