Menú Portada
En los pasados comicios de 2008, el PSOE se llevó más de 61 millones de euros y el PP llegó a los 56

Los partidos políticos ingresarán más de 21.000 euros por cada escaño obtenido en las próximas elecciones generales del 20-N

Octubre 4, 2011

 

pq_927_zapatero_rajoy1.jpg

Como casi siempre que los políticos andan por medio y están en juego las ayudas estatales a sus partidos, la crisis que azota a amplios sectores de la sociedad y se ceba con las capas más humildes pasa de largo cuando se trata de sus señorías.

El Ministerio de Economía y Hacienda que dirige Elena Salgado ha anunciado las subvenciones que las formaciones políticas se llevarán tras las elecciones generales del próximo 20 -N, y a pesar de la gravedad de la situación, cada agrupación ingresará 21.633,33 euros por cada escaño obtenido en el Congreso de los Diputados o en el Senado.

A esto hay que añadir 0,83 euros por cada uno de los votos conseguidos por cada candidatura al Congreso, y 0,33 euros por cada uno de los sufragios cosechados por cada candidato que hubiera obtenido escaño de senador. Además, se abonarán 0,22 euros por elector en cada una de las circunscripciones en las que haya presentado lista al Congreso de los Diputados y al Senado, siempre que la candidatura de referencia hubiera obtenido el número de diputados o senadores o de votos preciso para constituir un Grupo Parlamentario en una u otra cámara.

En los pasados comicios de 2008, el PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero obtuvo 11.288.698 votos y 169 escaños, por lo que se llevó 40.263.101,01 euros por las papeletas alcanzadas, y 21.242.495,24 euros por los escaños, llegando a un total de 61.505.596,25 euros. El Partido Popular de Mariano Rajoy no se quedó corto e ingresó 56.014.656,58 euros en aquella cita electoral, con 36.657.589,91euros por los votos conseguidos y 19.357.066,67 por los escaños, que se situaron en 154 gracias a los 10.277.809 electores que le dieron su confianza.  

Pero la transferencia de dinero público a las cuentas de los partidos políticos no acaba en la campaña electoral. Las formaciones han recibido este año más de 82 millones de euros del Estado para atender sus gastos de funcionamiento general y de seguridad. El partido que se ha hecho con más recursos públicos es el PSOE, que ha ingresado algo más de 38 millones de euros. A continuación viene el PP, con 32,6 millones. Entre ambas formaciones se llevan el 85% de las subvenciones.

Estas ayudas públicas constituyen el grueso de la financiación de los partidos, que, además, se nutren de las cuotas y aportaciones de sus militantes, que suponen sólo una pequeña parte de sus cuentas. Además, pueden recibir donaciones de particulares, hasta un máximo de 10.000 euros por donante.

Ahorro 

Elena Salgado, cuyo Ministerio de Economía se encarga de gestionar las subvenciones de la cita electoral del 20-N y uno de los pesos pesados socialistas que ya ha anunciado que abandona el barco tras el 20-N, junto a Manuel Chaves, Alfonso Guerra, Carmen Calvo y José Bono, defendió recientemente la necesidad de seguir aplicando medidas de austeridad a corto plazo y dejar los estímulos para más adelante, después de que el candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijese que España tal vez se esté “pasando en la dosis de ahorro”, según informa Efe.

Elena Salgado comentó desde Luxemburgo que “las medidas de austeridad siempre tienen influencia en el crecimiento, en España y en el resto de los países, la cuestión está en establecer prioridades y en este momento, en el corto plazo, es una prioridad la consolidación fiscal”. Una cosa está clara, la austeridad que tanto defiende la ministra no tiene cabida cuando el enriquecimiento de los partidos políticos está en juego.