Menú Portada
Como informó extraconfidencial.com el 4 de septiembre de 2009

Los otros privilegios de Carlos Dívar: Visita privada al Museo del Prado

Junio 20, 2012

 

pq_923_divar.jpg

El Consejo General del Poder Judicial se reúne a partir de las 11.00 horas de este jueves en Pleno extraordinario -el tercero en el último mes- para tratar la polémica suscitada a raíz de conocerse que su presidente, Carlos Dívar, cargó a los presupuestos de este órgano parte del coste de una treintena de viajes que realizó en fines de semana por valor cercano a los 28.000 euros.

Todos esperan que al término de la sesión se de por terminada la crisis en el CGPJ con la dimisión de Dívar, quien el pasado sábado paralizó los puntos del orden del día del Pleno en el que iba a pedirse su cese asegurando que a lo largo de esta semana adoptaría una medida “rotunda y contundente“. Los vocales entendieron estas palabras como un anuncio de dimisión para este jueves y ya dan como seguro que a partir de mañana estará presidido en funciones por su actual vicepresidente, Fernando de Rosa, que avanzó este martes que cuando asuma la presidencia de este órgano en funciones trabajará para “recuperar la credibilidad de los ciudadanos» a través de la «máxima transparencia”.

Visita privada y con escoltas

Y es que antes de que saltará la denuncia de sus gastos, extraconfidencial.com informó el 4 de septiembre de 2009, de como Dívar, había disfrutado del Museo del Prado en una visita privada. En ese momento, la mayor pinacoteca española dedicaba parte de sus salas a una Exposición “antológica” a Sorolla,  gran maestro del siglo XIX. La exposición mostraba por primera vez más de un centenar de pinturas de Sorolla, el pintor español de mayor proyección internacional de su tiempo y una de las figuras capitales de la historia del arte española, en un ambicioso recorrido sobre lo mejor de su producción que incluye los catorce paneles de la Visión de España pintados para la Hispanic Society of America traídos a España en el año 2007, por Bancaja, entidad que patrocinó la muestra.

Un privilegio al alcance de pocos

La gran afluencia de público propició que, durante julio y agosto, la muestra ampliara su horario y motivó su prórroga hasta el 13 de septiembre. Pero Divar era Divar. Contó con el beneplácito de los regidores del Museo del Prado para colarse. Y nunca mejor dicho. El Museo cerraba sus puertas a la ciudadanía el pasado 27 de julio para que, entre otros, el presidente del CGPJ, como sino tuviera otra cosa que hacer, se presentara a las puertas del Museo y observar tan exclusiva Colección. Eso sí, acompañado, como no podía menos, de los máximos responsables del Prado

Divar llegó acompañado de una auténtica cohorte de guardaespaldas –al menos diez-, y cinco coches. Unos permanecieron fuera del recinto de la Exposición y otros le acompañaron. Un auténtico privilegio, a sumar todo lo destapado en las últimas semanas.