Menú Portada
Tamara Falcó ha creado una sociedad domiciliada en la casa del matrimonio

Los otros negocios de la familia Boyer-Preysler

Mayo 23, 2010
pq_923_isabel_preysler_tamara_falco.jpg

El pasado viernes el que fue el primer ministro de Hacienda con Felipe González, Miguel Boyer, fue nombrado consejero independiente de Red Eléctrica Española. Con este cargo en la empresa gestora de la infraestructura de electricidad de España vuelve a ocupar un cargo en una empresa cotizadas tras abandonar FCC y su participada empresa cementera Portland Valderrivas.

Aun así ocupa otro cargo como consejero en la promotora Reyal Urbis en representación de la sociedad Corporación Financiera Issos, la cual presidía. Es curioso que según los propios datos de la constructora de Rafael Santamaría siga ocupando este cargo cuando en octubre de 2007 el BORME ya registró la extinción de la sociedad y la escisión de sus activos a las empresas Delfos Internacional 2002 SL, Delfos Promociones 2002 SL, Delfos servicios 2002 SL y la preexistente Delfos 2002 SL.

Ahora mismo Miguel Boyer es desde 2009 Administrador Único de la mercantil Inversiones Delos, SL, cuya antigua denominación era Studios World Center, S.L. y cuyo objeto social es la adquisición, tenencia, disposición de acciones, participaciones valores o deudas de otras sociedades y cuyo accionista al 100% sigue siendo Delfos 2002, SL.

La empresa de Tamara Falcó Preysler

El mismo año en que se nombre administrador de Delos a Miguel Boyer, otro miembro de la familia dio su salto al mundo empresarial. Tamara Falcó Preysler, hija del matrimonio de Isabel Preysler con el Marqués de Griñón  se lanzó a la aventura de los negocios creando la sociedad Falcó Preysler SL, con domicilio en la casa familiar de Isabel Preysler en la colonia Puerta de Hierro.

El objeto de la sociedad es la representación de profesionales y de todos sus derechos, incluidos la gestión de todos sus derechos, incluidos los derivados de explotación comercial y publicitaria de la propia imagen, los derechos de marca y aquellos derechos de propiedad intelectual que deriven de sus propias prestaciones artísticas y/o profesionales. Para ello, tiene también inscrito como objeto social la realización de todos los actos pertinentes para lograr ese fin, como producciones, grabaciones, espectáculos e incluso el diseño y comercialización de artículos textiles y de joyería.

Tamara Falcó parece querer seguir los pasos de su madre pero a diferencia de esta, que con excepción de su empresa abandonada Tea Rose SL los ha reconducido como actividades profesionales propias quiere encauzarlo a través de una sociedad.