Menú Portada
FISCALIZACIÓN DEL AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA 2006 (II)
El presupuesto no incluyó el Informe económico-financiero de la intervención municipal de los organismos autónomos

Los números avalan la gestión de Yolanda Barcina, no así la legalidad contable

Octubre 27, 2008

Que tome nota Gallardón: el ahorro bruto del consistorio gobernado por Yolanda Barcina, de UPN, a 31 de diciembre de 2006, fue de 22,70 millones de euros


Sin duda, las cuentas del Ayuntamiento de Pamplona nada tienen que ver con las presentadas por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón. Tan sólo un apunte como inicio: el ahorro bruto del consistorio navarro, gobernado por Yolanda Barcina, de UPN, a 31 de diciembre de 2006 fue de 22,70 millones de euros, frente a los 11,76 millones de 2005 y su capacidad de endeudamiento pasó del 4,62% en 2205 al 11,72% de los ingresos corrientes al año siguiente. Desde este periódico contamos lo bueno y lo malo. Aunque tampoco es oro todo lo que reluce según el Informe de Fiscalización que, con fecha del pasado 26 de septiembre, redactó la Cámara de Comptos de Navarra sobre el Ayuntamiento de Pamplona correspondiente al ejercicio económico de 2006.

¿Ilegalidad contable?

El Pleno municipal aprobó el 2 de diciembre del 2005 el presupuesto general del ejercicio 2006, y con fecha 29 de marzo del 2007, su liquidación. La cuenta general del 2006 se aprobó en el Pleno celebrado el 7 de junio del 2007. La Cámara de Comptos, respecto al primero, detectó que no constaban los siguientes documentos:
– Informe económico-financiero de la intervención municipal de los organismos autónomos del Ayuntamiento.
– Las sociedades municipales Animsa y Mercairuña, no incluyen el plan de actuación ni indican la financiación prevista de sus inversiones.
– El anexo de personal adjunto al presupuesto del año 2006 no incluye la previsión de contrataciones temporales a realizar en el ejercicio.
– Plan cuatrienal de inversiones, optativo según la formativa contable, con los proyectos de inversión y sus programas de financiación para un plazo de cuatro años.

Ausencia de documentación

Y en lo que se refiere a los estados contables que forman la cuenta general también hinca el diente:

– En el expediente de liquidación del presupuesto: no constan el desarrollo de reintegros de gastos y el estado de remanentes de crédito, y están incompletos el estado de devoluciones de ingresos, el estado demostrativo de presupuestos cerrados y el estado de gastos con financiación afectada.
– En el expediente de situación económico patrimonial y financiera: no constan la cuenta de resultados extraordinarios y el estado de modificación de derechos y obligaciones de presupuestos cerrados.
– En el anexo a la cuenta del Ayuntamiento y sus organismos autónomos: no constan el resumen general del estado de tesorería y el estado de compromisos de ingresos futuros.
– En los anexos a la cuenta general: no consta el estado de la deuda de las empresas PCH, Animsa y Mercairuña.
– En relación con el programa informático de contabilidad, la información que facilita sobre algunos estados contables tales como proyectos de gastos, recursos afectos y remanentes de crédito, no es correcta ni incluye los requisitos establecidos en la legislación contable.

Pese a todo esto, “los indicadores de ahorro y límite y capacidad de endeudamiento han mejorado considerablemente en el ejercicio 2006 debido al efecto sobre los ingresos corrientes del Ayuntamiento del contrato de concesión del aparcamiento de la Plaza del Castillo”, según el organismo fiscalizador navarro. Parece que los números avalan la gestión de la edil Barcina, no así algunos aspectos contables.