Menú Portada
NEGOCIOS A COSTA DE ENFERMOS INDEFENSOS (III)
Muchos puntos de conexión desconocidos a simple vista

Los nombres propios de las supuestas irregularidades en la gestión de ancianos dependientes: Fundación AFAL, Residencia Ballesol, Manuel Ambrosy Jiménez o Martín Tejedor

Septiembre 24, 2014

AFAL y Ballesol adoptan múltiples vías de colaboración como unas jornadas dedicadas a la“gestión patrimonial y planificación jurídica en el entorno del enfermo de Alzheimer”
ST Teleasistencia -empresa relacionada con una denuncia sobre la legitimidad de una adjudicación de un servicio de teleasistencia domiciliaria- ha imposibilitado a este medio contrastar si su director Florencio Martín Tejedor tiene alguna relación familiar con Rosario Martín Tejedor, apoderada de María Costell Torres en el caso Ballesol


Hace aproximadamente tres meses, extraconfidencial.com se hacía eco de uno de los asuntos más escabrosos en cuanto a la dependencia de ancianos se refiere: el escándalo de la Residencia Ballesol y la herencia de María Costell Torres. En resumen, los descendientes de la fallecida se disputan a día de hoy su testamento controlado por un apoderamiento sospechoso en favor de tres personas de carácter prácticamente ignoto para los familiares: José Luis Hidalgo Sánchez y Manuel Ambrosy Jiménez -amigos del difunto hijo de María Costell Torres y gestor del mismo el segundo-, y Rosario Martín Tejedor -pariente del marido de María Costell-. Todo ello realizado en plena connivencia con la Residencia Ballesol. Este alboroto surgía precisamente en un momento histórico en el que los escándalos de manipulación de incapacitados se contaban por decenas amparados por asociaciones como AFAL. En este caso concreto, las denuncias presentadas por este medio de comunicación desembocaron en la imputación por parte de la Fiscalía de Madrid de 9 personas de la Junta Directiva de AFAL y otros testaferros utilizados por ellos en empresas de la trama de los presuntos delitos de apropiación indebida, estafa procesal y falsedad documental.

Los casos de la Residencia Ballesol y de la Fundación AFAL, tienen sin embargo muchos puntos de conexión desconocidos a simple vista. Por un lado, la Asociación Nacional del Alzheimer AFAL Contigo y Ballesol adoptan múltiples vías de colaboración. Así pues, en 2011 las dos instituciones organizaron las Segundas Jornadas en Ayuda a las Familias, Cuidadores y Profesionales de enfermos de Alzheimer. Es curioso, cuanto menos, observar como dos asociaciones sobre las que pesa la sombra de la corrupción de enfermos de Alzheimer, entre otros, -en el caso de AFAL, con ésta totalmente cernida sobre las cabezas de sus directivos- abordan de forma conjunta este problema que prestan “especial atención a la gestión patrimonial y planificación jurídica en el entorno del enfermo de Alzheimer”.

CSI-F y Ballesol 

Las suspicacias no acaban aquí. Manuel Ambrosy Jiménez es el supuesto cabecilla de la operación por la que se granjeó el apoderamiento de la anciana fallecida María Costell Torres en plena connivencia con la Residencia Ballesol ya que esta entidad, como asegura María Ángeles Costell González (sobrina de la fallecida): “nos cerró todas las puertas”, privando a la familia de la oportunidad de acceder a visitar a su tía sin estar “un apoderado delante o su cuidadora particular”. Además, como ya advertimos en el primer artículo a través de la denuncia hecha por la principal afectada y sobrina de la fallecida, María Ángeles Costell González, el señor Ambrosy “presuntamente, tiene una práctica importante en este tipo de asuntos” y por ello a la hora de realizar el poder de ruina, metió en él “a dedo, a quien quiso”.

Pues bien uno de los autores del Poder de Ruina de María Costell Torres, Manuel Ambrosy Jiménez, “ha sido secretario General del CSI-F (Central Sindical Independiente y de Funcionarios) de Salamanca”, como ha podido saber extraconfidencial.com. Este medio se ha puesto en contacto con la Unión Provincial de Salamanca, desde donde han asegurado que Manuel Ambrosy “se jubiló hace tiempo” pero que “hasta hace dos años” realizó las tareas de secretario general. 

 

CSI-F (Central Sindical Independiente y de Funcionarios) es un sindicato independiente español que afilia principalmente a trabajadores con la condición de empleado público de las distintas Administraciones Públicas de España. Sin embargo, también destaca por la defensa de los intereses de los empleados del sector privado.

De hecho, en su página web, en el apartado de Acción Social, CSI-F ofrece una información que contiene “diversas ofertas para sus afiliados”. Entre ellas destaca, como se puede ver en la imagen, un anuncio de la residencia Ballesol que fecha del 12 de julio de 2012, período en el que Manuel Ambrosy ejercía como secretario general de la Unión Provincial de CSI-F. Demasiadas casualidades. 

Más similitudes

La tercera persona en discordia en el Poder de Ruina realizado sobre la figura de María Costell Torres fue Rosario Martín Tejedor, “una pariente lejana de la familia” tal y como la describe María Ángeles Costell González. Sea como fuere, Rosario Martín Tejedor se habría aprovechado de esta condición para verse beneficiada por un apoderamiento que permite “administrar, regir y gobernar los bienes; vender, permutar o enajenar dichos bienes, acciones, participaciones sociales o cualesquiera otros títulos; comprar, elevar a público documentos privados de compraventa, con las mismas amplias facultades, toda clase de bienes; disolver condominios, practicar extinciones de comunidad, divisiones horizontales y materiales de inmuebles; dar y tomar dinero a préstamo; construir, fusionar, disolver y liquidar toda clase de sociedades”.

En mayo del presente ejercicio, Izquierda Unida de Salamanca denunciaba en el pleno del Ayuntamiento de Salamanca otro caso que salpicaba a la gestión de enfermos dependientes en la provincia castellanoleonesa: la adjudicación del servicio de teleasistencia a la empresa ST Teleasistencia por un valor cercano a los 400.000 euros y la suspensión del acuerdo con Cruz Roja que venía gestionando habitualmente el servicio y priorizando así a una empresa privada frente a una ONG con una labor social loable. Según la denuncia de Izquierda Unida, es inadmisible que “la parte rentable del negocio se adjudique a una empresa privada que factura más de 20 millones de euros al año”.

Pues bien, sin ir más lejos, el director general de ST Teleasistencia “tiene relación directa con el PP, siendo hasta 2011 director general de Mayores del Ayuntamiento de Madrid”, por lo que podría haberse visto favorecido por esta condición para hacerse con el contrato. Su nombre es Florencio Martín Tejedor, y aunque todos los indicativos apuntan a una relación fraternal con Rosario Martín Tejedor -mismos apellidos, afincados en la provincia salmantina y muy implicados ambos con los ancianos dependientes- desde ST Teleasistencia han puesto a extraconfidencial.com todos los atrancos posibles para desvelar tal información, optando por una opacidad absoluta.

En conversación con Ángeles Durán, responsable de Comunicación de ST Teleasistencia, ésta se ha disculpado en nombre de la empresa por el trato dispensado a extraconfidencial.com en las últimas semanas ya que se han ignorado tanto correos electrónicos como llamadas telefónicas. Así, la información sigue siendo ocultada u omitida.

De confirmarse tal parentesco, la situación sería cuanto menos curiosa ya que a través de la supuestas irregularidades en la administración del cuidado de dependientes se granjearían, ambos, importantes beneficios personales.

Las trabas de la Administración

En lo que respecta a la lucha sin cuartel emprendida por María Ángeles Costell González en aras de reponer la justicia perdida en este caso, la sobrina de la anciana fallecida se sigue topando con la falta de claridad y la poca colaboración de las administraciones.

Preguntada por este punto, María Ángeles expresa que “tendría acceso a la papelería de la herencia de María Costell si yo pagara los gastos ocasionados por la herencia pero si lo hiciera estaría aceptando la herencia de una forma tácita sin conocerla. Y además ¿dónde está la de Miguel Ángel? -hijo difunto de María Costell Torres Pido los papeles y no me los dan, llevo año y medio que me han parado todos los trámites, ahora he puesto un recurso para recibir los papeles y me lo han aceptado y estoy esperando la resolución”. La transmisión del testamento de Miguel Ángel (y la de su padre Perfecto), al de María Costell es la parte que levanta más ampollas en este intrincado caso. Una información “que ha desparecido por arte de magia”. La situación ahora se ha vuelto más tensa ya que el susodicho recurso ha sido denegado, según informa la afectada.

Las negativas y portazos que se ha llevado María Ángeles Costell González se cuentan ya por decenas. Entre ellas destacan la de la Fiscalía de Salamanca, que contestó que “los hechos que nos comunica han sido en su día denunciados ante la autoridad judicial competente, que radica en Salamanca, siendo solo ésta la competente para su conocimiento y resolución, por lo que no podemos intervenir al respecto”. Y también la respuesta de la Fiscalía General del Estado que dice que “en relación a la cuestión que usted plantea una testamentaria, el Ministerio Fiscal no está legitimado conforme a la Ley para intervenir”.

La inacción política y la dejadez administrativa están provocando que en asuntos tan sangrantes como el aprovechamiento indebido e inapropiado del capital de ancianos indefensos o enfermos dependientes, se mire hacia otro lado. En medio de esta connivencia burocrática los intereses de asociaciones privadas salen a la luz e intentan pescar en río revuelto, transformando su codicia y acaparamiento en problemas familiares instigados por los directores de las mismas. De este modo, el delito queda impune y los apoderados se hacen de oro con el dinero que les corresponde a unas familias que se quedan sin nada. Caiga quien caiga.