Menú Portada
Una de las participes en Brumale SL, es la dueña de Solaria, empresa que ha aprobado dos ERE en el último año

Los negocios medioambientales de Miguel Bosé

Marzo 28, 2010

La otra cara del urbanita Miguel Bosé es su pasión por Extremadura, región donde mezcla placer con fincas, casas y negocios, desde la gestión agropecuaria, la industria alimentaria hasta intereses en energías renovables.

pq_923_miguel-bose.jpg

La pasión de Miguel Bosé por Extremadura empezó en los primeros años de la década de los 90 a través de su hermana, Lucía Dominguín, casada con el actor extremeño Carlos Tristancho. El matrimonio Dominguín-Tristancho compró un antiguo monasterio en plena dehesa, a tres kilómetros de Barcarrota y a siete de Almendral, para rehabilitarlo y convertirlo en hotel.

Años más tarde, en 1994, el cantante compró la primera finca muy cerca, en el término municipal se Salvaleon. En los tres años siguientes, siguió comprando terreno. Hoy, la finca Monsalud (nombre de la sierra donde se sitúa)  ocupa 700 hectáreas y está dedicada a la explotación ganadera, principalmente vacuno de retinto y porcino.

Para su explotación creo la sociedad “Finca Monsalud, SL” domiciliada en Madrid y con objeto social la explotación agrícola, forestal, ganadera o cinegética, de fincas rusticas, por cultivo directo, por aparcería, arrendamiento o cualquier otra forma contractual de las contempladas en derecho. Pero también la construcción y edificación de todo tipo de inmuebles, bien por cuenta propio o ajena incluida las obras de reforma, acondicionamiento y rehabilitación de inmuebles.

Rehabilitación de Inmuebles

Además de asistir de forma asidua a ferias de ganado, el interés por sus fincas es también inmobiliario y se ha dedicado a arreglar las propiedades inmobiliarias de la finca. Así, el 28 de diciembre de 1998, solicitó dos licencias de obra, una para la reforma y ampliación de  una vivienda unifamiliar rústica, situada en la finca “Las Bejaranas” en Salvaleón y como promotor su propia sociedad, Finca Monsalud, S.L., y otra para obras de reforma y ampliación de una vivienda de pastores.

Finca Monsalud, S.L., cerró su último ejercicio con activos de más de 3,4 millones, con inversiones de 1,05 millones en inmovilizado material y 2,2 millones en inversiones en empresas del grupo

Energías Renovables

El boom de las energías alternativas también le afecta, Instituto de Energías Renovables, S.L., empresa cuyos socios son Joca y Caja Extremadura ha presentado un proyecto para la construcción en Monsalud el proyecto GE-M/16/06 con una potencia de 16 MW.

Esta es la única relación de Miguel Bosé con el mundo de las energías renovables, Solaria una de las empresas líderes en esta energía fue accionista de Brumale, S.L. la empresa de Bosé para la comercialización de productos ibéricos y con sede en Montanchez, Cáceres. Esta participación la transmitió al máximo accionista de la sociedad cuando esta salió a bolsa.

Como explicaba en ese momento en el folleto para salida a bolsa. La inversión en Brumale, S.L. correspondía a un préstamo concedido a dicha compañía el 29 de diciembre de 2004, que dio derecho a la Sociedad a recibir, al 29 de diciembre de 2005, unas participaciones que ascendieron a 0,47% en su capital social. La inversión se clasificó como activo financiero disponible para la venta y se registró a su coste, no a su valor razonable, por no disponer de información adecuada para determinar su valor razonable.

En este sentido, en diciembre de 2006, y en previsión de una posible salida a bolsa de la Sociedad, Solaria enajenó a su participación en Brumale, S.L. a Solaria DTL Corporación, S.L., que es la poseedora del paquete de control de Solaria.

¿Por qué dio un préstamo una empresa de paneles solares en una que produce jamones y otros productos ibéricos? Igualmente parece inexplicable que no se pueda determinar el valor de este préstamo. Solaria no pasa ni mucho menos por sus mejores momentos, su acción vale 2,85 euros, muy lejos de su máximo de 24 euros y cuatro veces menos que cuando salió a Bolsa. También ha presentado una serie de Expedientes de Regulación de Empleo, el su mayor factoría en Puertollano afectó de forma temporal a 407 de los 500 empleados, y el último en enero en Fuenmayor, La Rioja, afectó al 95% de la plantilla. En este caso la realidad chocó duramente con la ficción, ya que  la empresa que se quedó con los terrenos de la antigua fábrica de Electrolux y que entonces preveía  que en 2010 la planta emplearía a 700 personas, pasó a mandar a 34 empleados de los sólo 39 a su casa hasta el próximo 31 de diciembre de 2010.

Lejos queda cuando el proyecto que en el verano de 2004 el presidente José María Barreda presentó en Puertollano con el apoyo de su alcalde también socialista y por supuesto de las subvenciones del Estado en esta energía que pagamos todos en nuestros recibos de la luz.

También como ya publicó este medio, Miguel Bosé sabe mucho de subvenciones.