Menú Portada
Las sedes sociales del marido de la Infanta Cristina investigadas por Anticorrupción dentro del caso Palma Arena

Los negocios inconfesables de Iñaki Urdangarín

Noviembre 8, 2011

 

pq_923_Inaki_Urdangarin.jpg

El juez que entiende el caso Palma Arena ha dado el visto bueno al registro de la sede de los negocios de Iñaki Urdangarín en la Ciudad Condal y, en concreto, su relación con el ejecutivo de Jaume Matas a través de una de sus empresas, el Instituto Noos, dentro de las diligencias previas nº 2677/08, del Juzgado de Instruccion nº 3 de Palma de Mallorca. Ya en su día el juez Castro libró oficio “al honorable conseller de Presidencia del Govern Balear al objeto que se aporte cuanta documentación exista sobre convenios de colaboración celebrados con el Instituto Noos y justificación que éste diera de la inversión de las cantidades recibidas”. Esta investigación encabeza el tomo XXIX del caso Palma Arena.

 

La actuación en Barcelona está amparada en esta pieza secreta sobre la supuesta malversación de fondos públicos y falsedad documental en la gestión de 2,3 millones de euros cobrados por la realización de dos foros deportivo-turísticos en Palma, en 2005 y 2006, por encargo del Gobierno balear de Jaume Matas, del PP.

 

Precisamente, donde la figura pública del yerno del Rey Juan Carlos I más problemas de imagen ha sufrido ha sido con su empresa Noos Consultoría Estratégica SL, antes llamada Araujuzon SL. Una sociedad, de la que Urdangarín es socio fundador, creada en octubre de 2001 con un capital social de 3.006 euros, y que se dedica, en teoría, según su epígrafe registral 7020, a “alquiler de bienes inmuebles”. Su domicilio social también se sitúa en el mismo lugar donde han estado ubicadas otras empresas en las que ha figurado Urdangarín, la calle Balmes de Barcelona. Su administrador único es Diego Torres Pérez, a su vez profesor del Evade, y la cabeza visible de todo el entramado junto la que hoy es su mujer, Ana María Tejeiro.

 

Fue en febrero de 2006 cuando el PSOE denunció supuestos pagos irregulares del Gobierno Balear, entonces presidido por el ex ministro del PP Jaume Matas, al Instituto Noos que dirigía Urdangarín. Un Instituto vinculado a la empresa matriz y dedicado a la consultoría deportiva. En concreto, el PSOE acusó al ejecutivo balear de pagar de forma irregular 1,2 millones de euros públicos al Instituto Noos para la organización en noviembre de 2005 de un Congreso internacional de tres días de duración sobre turismo y deporte en Mallorca. Del dinero aportado, sólo en gastos de viaje, alojamiento y comida a los invitados se utilizaron 240.000 euros. Los cálculos establecidos supusieron un promedio de 75.000 euros de coste por hora.

 

Patrocinios deportivos

 

También la empresa de Urdangarín participó en la creación del equipo ciclista profesional “Illes Balears”, que financió el Gobierno Balear. El PSOE difundió que fueron siete millones de euros los que pagó el gobierno de Matas, una cantidad muy superior a la barajada en otros equipos ciclistas. Como también fue chocante la eliminatoria de la Copa Davis de tenis entre España y Holanda celebrada en el año 2004 en la plaza de toros de Palma de Mallorca, un lugar cuanto menos extraño para la práctica del tenis. El Gobierno Balear del PP fue lo suficientemente convincente para que la Federación Española de Tenis, representada por la firma Octagon Esedos, vinculada en su día Urdangarín, aceptara esta propuesta previo pago de 300.000 euros en concepto de derechos de imagen.

 

No termina aquí el ámbito de actuación e interrelación de la empresa vinculada en su día al duque de Palma con los poderes públicos. Ya que el Instituto Noos recibió a su vez dinero de otra institución pública, y de nuevo presidida por el Partido Popular. Ocurrió en la ciudad de Valencia, cuyo ayuntamiento está presidido por la popular Rita Barberá, durante los años 2004 y 2005 con motivo de la promoción de la Copa de América de Vela que se celebró en la ciudad del Turia. La empresa de Urdangarín organizó durante dos años, en los meses de octubre, el Foro Valencia Summit, recibiendo como contraprestación más de 1,2 millones de euros, repartidos entre el canon de 450.000 euros anuales y los 360.000 euros destinados a desplazamientos y estancia de participantes.

 

El escándalo público hizo que el yerno del Rey de España abandonará la presidencia del Instituto Noos en abril de 2006. Sólo se quedó oficialmente con tres actividades: ser profesor del Departamento de Política de Empresa del Esade, consejero independiente de Motor Press Ibérica y propietario de una inmobiliaria. Pero no tardaría mucho en incrementar su currículo profesional, ya que fue fichado dos meses después como consejero de Telefónica Internacional (en la rama latinoamericana), y miembro de los consejos de la compañía en Brasil y México. En marzo de 2009, durante un conclave empresarial celebrado en la localidad costera uruguaya de Punta del Este, logró un nuevo cargo: presidente de la Comisión de Asuntos Públicos de Telefónica Internacional, que aglutina a las compañías del grupo dedicadas a la telefonía fija en Iberoamérica.

 Este cargo le ha llevado –al igual que hizo en su día Alejandro Agag, el yerno de José María Aznar, retirándose a Londres-, a trasladar convenientemente su residencia desde la Ciudad Condal hasta Washington, donde hoy maneja su nuevo emporio, mientras su mujer, la Infanta Cristina, viaja y reside con más asiduidad en la Ciudad Condal.

Juan Luis Galiacho