Menú Portada
La agencia Media Sports gestiona un evento para promocionar el gran premio de Bahrein

Los negocios de Emilio Botín y Jaume Roures

Febrero 18, 2011
pq_924_Ferrari1.jpg

Si las cosas siguen así se cancelará“, con estas palabras sentenciaba el patrón de la Fórmula 1, el inglés Bernie Ecclestone la posibilidad cada vez mayor de cancelación del Gran Premio que inauguraría la temporada en Bahrein, el próximo 13 de marzo, en un país donde las revueltas en busca de mayor libertad han sacado los tanques a la calle y los civiles muertos y heridos se multiplican.

De no celebrarse, peligraría la primera inversión millonaria de la nueva temporada del Banco Santander, ya que parece que muchos medios olvidan los patrocinios directos a grandes premios que realiza banco español. Y es que Emilio Botín sigue apostando fuerte por la Fórmula 1, así por ejemplo si uno llega a la archiconocida ciudad financiera se sorprenderá que a la entrada ondean cinco banderas: Santander, Unión Europea, España, Comunidad de Madrid y… Ferrari. Aunque en la escudería italiana es donde realiza la inversión más importante, continúa con el patrocinio de los pilotos McLaren Mercedes, un guiño al mercado británico donde ya gana más que en España,  y la publicidad en circuitos.

Para ello cuenta con la ayuda, previo pago por supuesto, de Jaume Roures. No se trata sólo de las entrevistas que en cada Gran Premio Antonio Lobato realiza al presidente del Santander al grito de “Señor Botín”, sino a todos los eventos de marketing relacionados con el patrocinio de la Fórmula 1 que gestiona una de las filiales de Mediapro, Media Sports Marketing, en cuya página web la gran mayoría de las fotos de los eventos gestionados están relacionados con el Banco Santander y el negocio del motor.

Llevar la llama a un principado dictatorial

Así este año el banco ha decidido repetir iniciativa para inaugurar la temporada, “Flame on the road” donde un Ferrari GT partió desde la sede del Santander en la localidad madrileña de Boadilla del Monte y a modo de ruta de antorcha olímpica, viajará por varias ciudades de Europa y Brasil hasta llegar a Bahréin el próximo 12 de marzo, un día antes de la primera carrera del Mundial de F1 de esta temporada. En ese día, tras pasar por ciudades y países donde tiene gran presencia el banco, Sao Paulo, Lisboa, Londres, Frankfurt, Mönchengladbach en Alemania, Milán y Breslavia en Polonia y celebrar actos abiertos al público con clientes y empleados del banco, Emilio Botín, entregará el trofeo y un libro de ánimos a los pilotos de Ferrari, Fernando Alonso y Felipe Massa, como muestra de apoyo al equipo. Todo ello gestionado por una empresa de Mediapro, y televisado por otra, La Sexta.

El acto de inauguración del 15 de febrero repitió los protagonistas de 2010, el piloto Carlos Sainz y José Luis Gómez Alciturri, director general de Recursos Humanos de Banco Santander que fueron los primeros en firmar, hoy el trofeo llega a Sao Paulo, donde le espera Pelé y desde allí volverá a Europa con la incertidumbre de si podrá celebrar el acto final.

Y es que celebrar grandes premios en países dictatoriales, con el visto bueno de los dueños de la Fórmula 1 y sus patrocinadores, tiene su riesgo.