Menú Portada
El patrimonio de los famosos

Los negocios de Antonio Banderas, Teddy Bautista y Renfe

Septiembre 13, 2009

La empresa Teatro Príncipe Pío S.L., tiene mayoría accionarial de la SGAE y un 32% en manos del actor Antonio Banderas

En 2002 llevó a la los tribunales a Renfe y Riofisa al perder la adjudicación del teatro

Aunque en 2004 no se admitió la demanda, la empresa no se ha disuelto


Jose Antonio Domínguez Bandera, más conocido como Antonio Banderas, es algo más que un actor o la imagen de un perfume, también es un empresario con intereses en muchas sociedades de muy distinta índole, entre las que destaca Teatro Principe Pio SL, creada junto a la SGAE para la explotación de el que iba a ser mayor teatro de musicales de Madrid.

La historia de la sociedad Teatro Principe Pio comenzó hace nueve años cuando la SGAE y el actor malacitano rubricaron en el año 2000 un contrato con Riofisa, la inmobiliaria a la que Renfe encomendó la gestión del complejo comercial y de ocio en la antigua estación de Príncipe Pío. Ese contrato establecía que el tándem SGAE/Banderas asumía durante 50 años la gestión del futuro espacio escénico que debe ría ocupar unos 7.000 metros cuadrados de los más de 60.000 existentes en la estación.

La SGAE había concebido el futuro teatro de Príncipe Pío como “un punto de encuentro y de agitación cultural”, y es que a pesar de que la SGAE no tiene ánimo de lucro, todos sabemos como se las gasta la Sociedad que preside Teddy Bautista, así según el propio Bautista, en este proyecto “la SGAE persigue un dividendo social y cultural, y no el meramente económico”.

Por ello, cuando Renfe y Riofisa cambiaron de opción, y se derrumbó erl “beneficio social”, la empresa Teatro Príncipe Pío S.L., con mayoría accionarial de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y un 32% en manos del actor Antonio Banderas, presentó ante el juzgado decano de instrucción de Madrid una demanda contra Renfe y la inmobiliaria Riofisa por presunto incumplimiento de contrato para la gestión del futuro teatro de Príncipe Pío, demanda que perdió en 2004.

A pesar de ello, la empresa no se disolvió en todos estos años y mantuvo un valor en libros considerable que detallará en futuras ediciones Extraconfidencial.com ¿Por qué?. En el consejo están no sólo Teddy Bautista y Antonio Banderas, también Jose Luis Cuerda, Victor Manuel y un largo etcétera.

El hecho es que esta empresa fantasma, que no ha generado ningún beneficio y se mantiene especialmente gracias al canon que pagamos todos, sigue activa y quizá de nuevo con las puertas abiertas. Así, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, Adif (dependiente del Ministerio de Fomento) y la compañía Riofisa han firmado este verano un nuevo protocolo de acuerdo sobre la sociedad conjunta Príncipe Pío Gestión, por el cual se libera a la constructora de sus compromisos.

En total, una superficie de 6.805 m2 queda ahora a plena disposición de Adif, de Fomento, ¿Quién se hará al final con el codiciado pastel?