Menú Portada
Muchos de los artistas que apoyaron en su día a Zapatero no pagan sus contribuciones, ni están al corriente en los impuestos de sus empresas

Los morosos “de la ceja”: continúan los impagos de los artistas en sus comunidades de vecinos

Diciembre 18, 2011

Como ya adelantó Extraconfidencial.com, la actriz María Botto y el productor de cine Pedro Lazaga han sido demandados y su débito asciende ya a más de 20.000 euros

pq_923_clan_ceja.jpg

Como ya adelantó Extraconfidencial.com el pasado mes de junio muchos de los artistas que apoyaron al hoy todavía presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, son morosos en sus comunidades de vecinos; además, no abonan las contribuciones urbanas y, muchos de ellos, no están al corriente en el pago de impuestos en sus distintas empresas, ya se trate de sus productoras o de sus inmobiliarias.

Como narra en su magnífico libro “El Clan de la Zeja” el colaborador de este periódico, Sebastián Moreno, “los obreros de la cultura –como se autodefinen determinados artistas e intelectuales españoles- tiene que ser progres porque lo exige el guión”, a pesar de su mal ejemplo para la ciudadanía y de pontificar honestidad. Una aseveración que viene al hilo del recuerdo de aquel espectáculo de arrobo colectivo que algunos “proletarios de la cultura” –Pedro Almodóvar, Sabina, Serrat, Miguel Bosé, Ana Belén, Pilar Bardem, Nuria Espert, y así hasta unos cinco mil, según ellos proclamaban-protagonizaron en torno a José Luis Rodríguez Zapatero en febrero de 2008, en la recta final de la campaña electoral del PSOE, que culminó con un sonrojante video cantando las virtudes del entonces candidato socialista y con la creación de una denominada Plataforma de Apoyo a Zapatero, que popularmente se bautizó popularmente como “los artistas de la ceja”.

Demanda vecinal

Uno de los últimos casos más sonrojantes, ya denunciado en su día por Extraconfidencial.com, es el de la conocida actriz María Botto Rota y el del productor Pedro Manuel Lazaga Busto, que ya han sido denunciados ante los Tribunales de Justicia por constantes impagos en sus comunidades de vecinos. En concreto, en uno de sus inmuebles situado en el centro de Madrid, en el barrio de Fuencarral, que además suelen tener arrendados para conseguir más ingresos. Cada uno de ellos debe ya más de 10.000 euros en impagos de sus obligaciones contributivas, una cifra que va ascendiendo cada mes que pasa dada su alta morosidad.

Mientras que el resto de los mortales cubre normalmente sus obligaciones como ciudadano, la actriz y el productor no abonan casi ni un solo euro, lo que ha obligado a sus vecinos a tener que interponer una demanda contra ellos como última medida ante sus constantes impagos, que suman ya más de 20.000 euros conjuntos, una cantidad muy importante para una comunidad de vecinos no muy numerosa.

Así la actriz argentina María Botto no paga a sus vecinos, en cambio, se permite el lujo de dejarse ver como cual diva en la gala de los Premios de La Academia del Perfume celebrada hace unos días en la Casa América de Madrid. Maria Botto es hija de la actriz y profesora de interpretación Cristina Rota y hermana del también actor Juan Diego Botto. Su padre, el también intérprete Diego Botto, fue víctima del Gobierno militar en Argentina, lo que obligó a la familia a trasladarse a España. A pesar de no cumplir con sus deberes como ciudadanos, ni contestar los múltiples requerimientos, esta actriz sí que ha cobrado bastante y puntualmente por haber rodado a las órdenes de directores como Vicente Aranda, Montxo Armendáriz o David Trueba.

La reivindicativa Rosario Flores

Y en cuanto al productor Pedro Manuel Lazaga Busto, éste alcanzó la popularidad al casarse con la cantante Rosario Flores, hija menor de la folclórica Lola Flores, en abril de 2006, y tras haber tenido con anterioridad a este evento un hijo juntos, de nombre Pedro Antonio. Rosario y Pedro Lazaga, hijo del director de cine del mismo nombre, se conocieron en 2001 durante el rodaje de la película Hable con ella de otro miembro del Clan de la Zeja, Pedro Almodóvar. Todos juntos y unidos. 

Precisamente, Rosario Flores ha sido muy reivindicativa durante los últimos meses, siendo una de las caras más visibles en la manifestación y entrega de manifiesto por parte de más de 200 artistas y trabajadores de discográficas a las puertas del Ministerio de Industria. Los músicos agrupados a través de Promusica aprovecharon la nueva “Ley de Economia Sostenible” para defender “sus derechos”. Sin embargo, los ingresos de Rosarillo no han decaído. Han pasado de una sociedad a otra, como ya adelantó también extraconfidencial.com.

Actualmente, Rosario Flores vuela por su cuenta con dos empresas en las que aparece como administradora única: una llamada La Rumba con Son S.L, y otra denominada Producciones Artísticas Charton SL. Con esta sociedad, dedicada en un principio a “los salones recreativos y de juego”, facturó en el año 2009 cerca de 1,7 millones de euros y su activo total se sitúa en torno a los tres millones de euros, lo que da relevancia del poder económico de la hija menor de Lola Flores, que dicen que ahora está ayudando a su hermana mayor a salir del gran agujero en el que está inmersa y cuya deuda aún no se ha cerrado.

Como ya ha ido adelantando extraconfidencial.com, Lolita ha sido demandada por sus continuos impagos a los proveedores de sus negocios textiles. La actriz y cantante recibió la notificación judicial el pasado día 21 de Noviembre, y tenía 10 días hábiles para contestar en el juzgado. Ahora sólo se está a espera de dictar la fecha en la que María Dolores González Flores, Lolita, se vuelva a sentar en el banquillo de los acusados por su presunta morosidad.

Estos ejemplos se suman así a una larga lista de “artistas de la ceja” que son grandes morosos en sus negocios, inmuebles o simples deberes tributarios, con los que sí cumplen el resto de los normales ciudadanos. Además de tener sus empresas registradas mercantilmente con uno o dos trabajadores como máximo, otra tónica general de las sociedades de nuestros “artistas”, la nula creación de empleo.

Juan Luis Galiacho