Menú Portada
Por compra de vivienda perciben otros 21.924 euros

Los militares reciben hasta 464,69 euros al mes para alquiler por traslado de destino

Octubre 17, 2010

Las cantidades varían según la categoría y el destino y tienen una duración estipulada de hasta 36 meses

Los importes fueron aprobados y actualizados el 25 de mayo de 2010


Un traslado de destino para un miembro de las Fuerzas Armadas es menos duro si se recibe una compensación económica, así después de informar extraconfidencial.com sobre las ayudas fijas de hasta 21.924 euros que perciben por adquisición de vivienda, también hay que añadir el abono de una cuantía monetaria para atender las necesidades de vivienda por cambio de destino y localidad por razones del servicio, que se fija anualmente por el Ministro de Defensa, con una duración de 36 mensualidades.

A estas ayudas tendrán acceso los militares de carrera de las Fuerzas Armadas, en situación de servicio activo o reserva con destino y hayan cumplido 3 años de tiempo de servicios.  Siempre que el interesado acredite un cambio de destino que suponga cambio de localidad o área geográfica y de residencia habitual respecto de la que tenía en el momento inmediatamente anterior al del nuevo destino.

La nueva residencia deberá estar ubicada en la misma localidad del nuevo destino o en otra situada a una distancia igual o inferior a 50 kilómetros de ésta. Esta compensación económica que puede llegar hasta más de 469 euros mensuales, se reconoce mensualmente, a partir del mes siguiente al de la fecha de presentación de la solicitud y se abona al final de cada mes, según la situación en que se encuentre el interesado el primer día hábil de cada uno de ellos. Su duración máxima es de 36 meses, siempre que el interesado continúe destinado en la misma localidad.

Rentas sin retención

El Invifas remite a la Agencia Tributaria información sobre los pagos realizados a los cuales la Agencia Tributaria viene considerando que las cantidades abonadas formarán parte de la Base Imponible del interesado en su declaración del IRPF. Con carácter general, el Instituto no efectúa retención alguna debido a que el importe anual que se abona por este concepto no obliga a retención. Toda una ventaja al alcance de muy pocos.