Menú Portada

Los males del Sevilla y el Valencia

Septiembre 25, 2015

Mal inicio de Sevilla y Valencia. Muy malo en la Liga el de los sevillistas y muy inestable, no solo en lo deportivo, el de los valencianista. No tiene buena pinta, aunque hay tiempo por delante, pero suele pasar factura a algunos equipos tener un ojo en España y otro en Europa. De ello parece que pueden aprovecharse equipos emergentes, como el Villarreal, que tiene potencial, o el Celta, que viene dando sustos.

emery desesperado

El Valencia es un caso. Los gritos del otro día en Mestalla contra Nuno no tienen pinta de apagarse del todo por un buen resultado. Hay algo más que el juego y los marcadores. Dicen los que lo siguen día a día que hay un punto de desencanto en los aficionados por el despido de Amadeo Salvo y de Rufete. La llegada de Lim, el singapurense, no fue mal acogida, pero tanto intervencionismo del superagente Jorge Mendes no está tan bien visto. Al margen de eso, el equipo no parece tener el peso suficiente para aguantar el esfuerzo de la Champions y la pelea por entrar entre los cuatro primeros en la Liga.

Sevilla, sin capacidad de respuesta

Raro. Lo del Sevilla, raro. Ver al equipo el último y sin capacidad de respuesta no tiene una explicación lógica. La única, esta de repartir esfuerzos o el haber tenido que empezar muy pronto la preparación por la disputa de la Supercopa europea. No hay más. Fichó pronto y lo que quiso, y los jugadores son buenos. El único pero es que con Bacca se le han ido al Milan más de veinte goles en el campeonato español y hay que ver si Gameiro o Fernando Llorente están a la altura de las circunstancias.

Quizá sea el año del Villarreal. El año pasado Marcelino, su entrenador, creía que sin el esfuerzo de la Copa y la Europa League y la lesión de Bruno, el equipo hubiera estado para más, para pelear por la Champions. Este año tiene a Bruno sano y ha fichado una decena de jugadores, la mayoría de ellos del centro del campo para adelante. Mucho talento. Veremos. Como hay que echarle un ojo también al Celta, que ya empezó bien el año pasado y que ha conseguido, de momento, retener a Nolito y traer a Aspas.