Menú Portada
Según consta en una denuncia presentada ante el juez instructor de la Operación Malaya

Los “malayos” Carlos Sánchez y Andrés Liétor evadieron propiedades y consiguieron engañar al juez Torres

Noviembre 29, 2007

Transmitieron diversos inmuebles de la mercantil CCF21 a dos sociedades: Activos Mobiliarios e Inmobiliarios Salo S.L. y Bretón Inversiones S.L.
 
El magistrado no ha procedido al embargo porque, de momento, no ha localizado ninguna propiedad a nombre de los dos imputados
 
Pese a todo, Sánchez y Lietor preparan un nuevo pelotazo inmobiliario, si nadie lo evita, en Jaén


La Operación Malaya, ahora en un segundo plano tras la “Guateque” madrileña, no sólo pasa por Isabel Pantoja, Julián Muñoz o Juan Antonio Roca. Quizás al amparo de los personajes más llamativos, otros imputados han conseguido, por sorprendente que pueda parecer, burlar a la Ley. Ya adelantamos en su día que la instrucción de este caso, encabezada por el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella, Miguel Ángel Torres, podría acabar como el histórico caso Naseiro: un desliz –grabación de unas conversaciones sin autorización judicial-, dio al traste con toda la investigación.
La historia parece repetirse. Según consta en una denuncia presentada ante el mencionado Juzgado de Marbella los imputados en la Operación Malaya por los presuntos delitos de cohecho y blanqueo de dinero, Carlos Sánchez y Andrés Lietor, como socios de la mercantil CCF21 Negocios Inmobiliarios S.A. procedieron “a la transmisión de diversos activos inmobiliarios que, directa o indirectamente”, se realizó desde la mencionada sociedad a otras dos empresas: Activos Mobiliarios e Inmobiliarios Salo S.L. y Bretón Inversiones S.L.

Evasión para nuevos negocios

El contenido completo de la denuncia pueden examinarla en el documento que se adjunta. Aunque parezca mentira, “mediante estas transmisiones, Carlos Sánchez y Andrés Liétor tratan de poner a salvo sus residencias y propiedades inmobiliarias personales, evitando de esa manera que cuando desde cualquier instancia se actuara contra CCF21, como consecuencia de los muchos presuntos fraudes y delitos cometidos a través de esta mercantil, pudieran ser trabadas en defensa de los intereses económicos de otros actores perjudicados por estos dos imputados en múltiples procesos judiciales”.

Quien hace la Ley, hace la trampa

El escrito al Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella va más allá e informa de la presunta vinculación de Carlos Sánchez y Andrés Liétor “con la mercantil Mediterránea de Inmuebles 47 SA (MI47), que ha sido utilizada por ellos para la comisión de diversos presuntos fraudes y delitos, entre otros, ante la Hacienda Pública, que además está relacionada con varias permutas realizadas con el Ayuntamiento de Marbella, a través de la sociedad municipal Eventos 2000 SL, y que, según el Tribunal de Cuentas y el propio Auto referido, ha intervenido en diversas operaciones que han sido objeto de investigación y reproche por los posibles perjuicios ocasionados al Municipio de Marbella”.
Aunque imputados, los dos “malayos”, según la documentación que obra en poder de extraconfidencial.com, preparan, si nadie lo evita un nuevo pelotazo inmobiliario en Jaén, Ayuntamiento gobernado por el Partido Popular. De esta operación informaremos ampliamente en próximas ediciones.