Menú Portada

Los líderes de Ciudadanos en Madrid, Begoña Villacís y Cesar Zafra, no acuden a declarar “con el fin de evitar distorsiones negativas en la Campaña del 26J” por la trama en el partido de Albert Rivera, considerada por la Justicia como de “especial complejidad”

Junio 22, 2016
villacis-zafra

Ni la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís Sánchez, ni su portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid, Cesar Zafra Hernández, acudieron en el día de ayer a declarar ante el titular del Juzgado de Instrucción nº 41  de Madrid, Juan Carlos Peinado García, que los había citado a declarar ese 20 de junio, seis días antes de la celebración de las próximas Elecciones Generales al Congreso de los Diputados.

Estos dos líderes del partido de Albert Rivera en la capital de España habían sido llamados a declarar como testigos -y en el caso de Villacís además como denunciante-, dentro de las diligencias previas 4679/2015 que investigan la supuesta falsificación documental, suplantación de identidad y cohecho, entre otros delitos, con respecto a Begoña Villacís, como portavoz de Ciudadanos en Madrid, realizadas presuntamente por parte de la ex secretaria de organización de la formación naranja en la capital de España, Patricia Ocaña Cobos.

Una supuesta trama en el partido Ciudadanos en la capital de España, considera por este Juzgado y por la Fiscalía como de “especial complejidad” de acuerdo al artículo 324 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. El Magistrado Juan Carlos Peinado ya lo ha hecho saber a las partes personadas tras el informe positivo del Ministerio Fiscal, fijando un plazo máximo para la instrucción de 18 meses. De esta manera, esta trama de presunta corrupción en Ciudadanos, se iguala a otros juicios de gran importancia a nivel nacional que implica a los grandes partidos políticos, como el Caso Gürtel en el PP o el Caso de los Eres en el PSOE.

Motivos personales e injerencias en el 26J

Tanto Begoña Villacís como Cesar Zafra, han aducido motivos personales para no presentarse ante la Justicia, “con el fin de evitar distorsiones negativas en la Campaña Electoral del 26J”. Su decisión fue comunicada el pasado viernes al denunciante Antonio López Martínez, que iba a ser el asesor económico del partido en Madrid y que sufrió en su figura la guerra interna vivida en su día por el control de Ciudadanos en la capital de España, donde está involucrado el portavoz y ex diputado de Ciudadanos en el Congreso, Miguel Ángel Gutiérrez Vivas, número cuatro de la formación naranja por la capital de España y uno de los responsables que Albert Rivera ha puesto en el Congreso de los Diputados para controlar su partido.

Se debe aclarar por parte de la Justicia si esta ex alto cargo de Ciudadanos, Patricia Ocaña Cobos, falsificó o no el contrato de Antonio López Martínez como asesor económico del partido en Madrid y suplantó la firma y la persona de Begoña Villacís.

Fuentes de la investigación indican que la declaración de estos líderes madrileños de Ciudadanos, en calidad de testigos, podía haber ocasionado algún que otro sobresalto, ya que ambos están obligados a decir toda la verdad sobre esta supuesta trama de corrupción dentro del partido Ciudadanos al declarar como testigos.

Y ni Villacís ni Zafra conocían contra que artillería jurídica se iban a enfrentar por parte de la defensa de Antonio López Martínez. Así, ante el temor de que cualquier afirmación suya pudiera ser perjudicial para los intereses del partido de Albert Rivera en su campaña para intentar subir el número de escaños en el Congreso de los Diputados, decidieron no acudir.

Declaración paralizada

Ahora, su declaración se pospondrá varias fechas y será o bien en el mes de julio o ya al comienzo del nuevo curso político cuando de nuevo se fijara, con lo que ganan tiempo a la instrucción. “Tratan sin duda de desgastarme moralmente, pero no lo van a conseguir”, afirma a Extraconfidencial.com el denunciante Antonio Martínez. “Encima avisaron el viernes cuando mi abogado ya tenía preparado su viaje a Madrid. Así funciona esta gente”.

Según fuentes de la investigación, es tan abrumador el número de pruebas documentales en todos los formatos (llamadas, documentos, correos electrónicos, WhatsApps, etc), los oficios pedidos, las personas con cargos relevantes susceptibles de ser llamadas a declarar en la calidad que estime oportuna su señoría (testigos o investigados), que la causa se ha considerado como de “especial complejidad” lo que permitirá al titular del Juzgado de Instrucción nº 41  disponer de 18 meses para finalizar la instrucción en lugar de los seis meses que precisa la Ley como plazo máximo para investigar una causa. Esta decisión da una idea de la magnitud y dimensión de la trama de corrupción dentro de Ciudadanos en la capital de España.

Begoña Villacís Sánchez, portavoz del Grupo Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, deberá declarar en cuanto a la veracidad o falsedad de su firma y correo electrónico en los documentos y corroborar si conocía a no la existencia del demandante Antonio López Martínez. Y Cesar Zafra deberá aclarar la importancia y relevancia que tenia Patricia Ocaña en la formación naranja en función de su cargo de secretaria de organización del partido de Albert Rivera en la capital de España.

Pero eso será ya después de las próximas elecciones del 26 de Junio, con lo que logran parar las posibles distorsiones negativas que pudieran afectar a la campaña de Ciudadanos al Congreso y al Senado de España.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho