Menú Portada
De Grupo de Delitos Urbanísticos a Grupo de Delitos contra la Administración

Los guardias civiles del caso de los ERE “estrenan nombre”

Octubre 23, 2013
pq_938_guardia_civil_ere.jpg

Los guardias civiles que destaparon la trama de los ERE fraudulentos en Andalucía estrenan nombre. A punto de culminar la más relevante operación a la que se habían enfrentado desde la creación del Grupo en 2007, los nuevos tiempos del delito han motivado que el de Delitos Urbanísticos pase a llamarse Grupo de Delitos contra la Administración. En el cambio ha influido, de alguna manera, la crisis económica. La demarcación en la que es competente la Guardia Civil hacía que sus agentes tuvieran que investigar multitud de delitos relacionados con la recalificación urbanística. El estallido de la burbuja inmobiliaria ha hecho descender enormemente, sin embargo, esas tramas de corrupción entorno a Ayuntamientos, que solían seguir un patrón con el concejal de Urbanismo y el arquitecto municipal como colaboradores fundamentales del empresario dispuesto a construir.

Ahora, las investigaciones del Grupo se centran en irregularidades en las contrataciones desde la Administración, fraudes en adjudicación y uso de subvenciones españolas y comunitarias, así como todo tipo de conductas irregulares de los funcionarios. La inmensa trama de la concesión irregular de ERE a cargo de la Junta de Andalucía es un buen ejemplo de ello. Según fuentes de la Guardia Civil, se valoró la posibilidad de incluir de utilizar el término “contra la corrupción” en el nuevo nombre, pero la similitud con la Unidad Adscrita a la Fiscalía Anticorrupción ya existente y el hecho de que el Código Penal no recoja “corrupción” como delito específico, hicieron desistir de la idea.

Sin injerencias políticas

El Grupo de Delitos contra la Administración pertenece a la Unidad Central Operativa, la Unidad de élite de la Guardia Civil en la investigación de delitos especializados y crimen organizado. La trama de los ERE de Andalucía, dirigida por la jueza Mercedes Alaya, no ha sido la única que ha protagonizado con altas implicaciones políticas. En 2009, y en colaboración con la Fiscalía Anticorrupción, desarrolló la “Operación Pretoria”, en la que fueron detenidos, entre otros, Macià Alavedra y Lluis Prenafeta, ambos pesos pesados de los gobiernos de Jordi Pujol.

Dentro de la UCO, el Grupo de Delitos Urbanísticos pertenece al Departamento de Investigación de Delitos Económicos y Tecnológicos. La última fase de la operación de los ERE ha coincidido con el relevo al frente del Departamento. El ascenso a coronel de José Antonio Berrocal ha motivado su destino al frente de la Unidad de Criminalística siendo su puesto ocupado por Francisco Almansa, miembro de la nueva hornada de tenientes coroneles con amplia proyección en el Instituto Armado. El carácter militar de la Guardia Civil implica un sistema de cambio de destino que le blinda de injerencias políticas. El Departamento de Investigación de Delitos Económicos es análogo en la Policía a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), pendiente estos días del relevo al frente de la Comisaría General de Policía Judicial, de la que depende. El Ministerio del Interior ha sustituido al comisario José García Losada por el malestar en el PP y el Gobierno por los informes de la UDEF sobre los ‘casos Gürtel y Bárcenas.

Pedro Agueda
pedroagueda@extraconfidencial.com