Menú Portada
Un título del reino opina que "él es de las personas de la clase alta, que es la que no robaba. Pero la avaricia rompe el saco"

Los fuertes vínculos de Rodrigo Rato con la nobleza y el temor de la gran aristocracia que ve acercarse a sus filas la mano de la Justicia

Abril 26, 2015

El ex vicepresidente del Gobierno forma parte de ese núcleo fuertemente aristocrático del Partido Popular, en el que menudean miembros de varios poderosos clanes nobiliarios puesto que, además de pertenecer a una familia de gran fortuna, mantiene importantes vínculos familiares con la nobleza titulada
Tampoco a ha hecho ascos a importantes matrimonios con la gran burguesía y la Banca como es el caso de la primera boda de María Ángeles, la hermana de Rodrigo, con Emilio García Botín, sobrino de Emilio Botín Sanz de Sautuola
También es pariente cercano de los condes de Heredia Spinola y de sus hijos, los condes de Casa Tilly y de Vega Florida, y de los marqueses de Santa Cruz de Marcenado


Hace tan solo unos días la infanta doña Pilar despachaba con un sonoro “¡Anda ya!” a una periodista que le preguntaba su parecer sobre la idea de que Ana Romero expone en su libro Final de partida de que don Juan Carlos habría considerado la posibilidad de casarse con Corinna zu Sayn-Wittgenstein-Sayn. Un “¡Anda ya!” que sonaba a “no diga usted majaderías”, bien en el estilo directo de doña Pilar, aunque nos cuenta quien así lo ha escuchado que en la actualidad la hermana mayor de don Juan Carlos tiene un buen concepto de la alemana, en quien reconoce a una persona simpática, agradable y culta. Una potencia, la de doña Pilar, que contrasta tristemente con el ocaso de la plácida infanta doña Margarita, que afectada por una enfermedad neuronal en estos mismos días declaraba en su lenguaje muy popular lleno de tacos estar “hecha una vieja de mierda”.

Pero si la familia real no parece tener un momento de sosiego, también se enrarecen las aguas en las alturas nobiliarias con el proceso contra Rodrigo Rato pues con él la corrupción se acerca peligrosamente a la aristocracia más clásica de nuestro país, pues como nos declara un título del reino “él es de las personas de la clase alta, que es la que no robaba. Pero la avaricia rompe el saco”. Los Rato pertenecen desde hace más de 100 años a ese núcleo de las familias más principales de Asturias que como los Tartière, los Navia Osorio, los Gilhou, o los Bernaldo de Quirós se dan cita en lugares elegantes como Somió, donde Rodrigo tiene casa propia y donde ya plantó sus reales la reina gobernadora doña María Cristina y aún mantienen casa sus descendientes los duques de Tarancón. Y es que Rodrigo Rato forma parte de ese núcleo fuertemente aristocrático del Partido Popular, en el que menudean miembros de varios poderosos clanes nobiliarios puesto que, además de pertenecer a una familia de gran fortuna, mantiene importantes vínculos familiares con la nobleza titulada.

Nieto del tercer conde de Du Quesne

Dinero nuevo en su momento procedente de la industria minera, naviera y siderúrgica y de la explotación agrícola, textil, y la exportación, que pronto enlazó con la nobleza sin por ello hacer ascos a importantes matrimonios con la gran burguesía y la Banca como es el caso de la primera boda de María Ángeles, la hermana de Rodrigo, con Emilio García Botín, sobrino de Emilio Botín Sanz de Sautuola. Por línea paterna, Rodrigo Rato es nieto del tercer <strong>conde de Du Quesne, título que lleva en la actualidad su sobrino en segundo grado José María Rato y Cáncer, que fue propietario del palacio de Rato y cuya sobrina, Ana Pancorbo de Rato, fue hasta 2013 directora general de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Alcobendas por el Partido Popular y es la esposa de Álvaro López Becerra de Solé, vizconde de Iznajar, e hijo de los duques de Maqueda.

Pero los Du Quesne también enlazan con los Bernaldo de Quirós a través de Apolinar Rato y Rodriguez Moldes, y emparentan con los condes de Rodriguez de San Pedro haciendo que Rodrigo sea pariente cercano de los condes de Heredia Spinola y de sus hijos los condes de Casa Tilly y de Vega Florida, y de los marqueses de Santa Cruz de Marcenado. A ello se suman las relaciones familiares de Rodrigo por su madre Aurora Figaredo Sela, cuya familia es propietaria del palacio de la Riega, una gran casona asturiana ubicada en Gijón que Rodrigo y los suyos explotan para eventos como bodas y banquetes. Entronques muy aristocráticos como el de Juan Figaredo Sela, tío carnal de Rodrigo, que contrajo matrimonio con María Pidal y Martínez de Irujo prima del duque de Alba e inserta en toda una maraña de grandes parentescos que van desde  los duques de Sotomayor hasta un sinfín de familias del cogollo más aristocrático del país. De ahí que los Rato tengan primos y parientes en posiciones de poder por todas partes, desde Banesto (Vicente Figaredo de la Mora) a las telecomunicaciones (Luis Alberto Salazar Simpson) pasando por aquel matrimonio de Patricia Rato con el torero Espartaco.

Cayetana Álvarez de Toledo, XIII marquesa de Casa Fuerte

Lógicos temores pues los de la gran aristocracia, bien maridada con el Partido Popular, que ve acercarse a sus filas la mano de la Justicia en casos como este que ya no afectan a políticos sobrevenidos sin pasado familiar. Sin embargo, y para contrarrestar estos embates, ahí están también esas dos voces femeninas, una ya vieja y otra nueva, que son Esperanza Aguirre y Cayetana Álvarez de Toledo, que también desde las filas de la nobleza buscan dar una imagen de regeneración en el baqueteado PP.

Porque si las innumerables conexiones de Esperanza Aguirre con la nobleza titulada son de sobras conocidas, también Cayetana Álvarez de Toledo y Peralta-Ramos pisa fuerte pues es la actual XIII marquesa de Casa Fuerte por herencia paterna, desciende de la más poderosa aristocracia argentina y está casada con Joao Güell Ampuero, hijo de la más conocida entre las grandes familias catalanas, sobrino del vizconde de Güell, y pariente cercano de los más importantes clanes de la alta burguesía histórica catalana.

 
Ricardo Mateos