Menú Portada
Estudian no acudir al salón del automóvil

Los fabricantes de coches amenazan con revisar las inversiones en las plantas españolas

Febrero 20, 2011
pq_924_Miguel-Sebastian.jpg

El presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Francisco Javier García Sanz, ha advertido de que la nueva norma que regula las relaciones entre marcas y concesionarios pone en riesgo inversiones ya asignadas a las factorías españolas y posibles futuras inversiones, así como los puestos de trabajo de miles de familias.

“Las marcas y, sobre todo, las casas matrices no entienden esta medida, que pone en grave riesgo las inversiones ya asignadas y las posibles futuras en la industria del automóvil en España, y también los puestos de trabajo de muchas familias que dependen del automóvil”, ha manifestado.

García Sanz ha indicado que ante la actuación de PP y CiU, que apoyaron el pasado martes en el Congreso la nueva norma (tramitada como una enmienda a la Ley de Economía Sostenible), la patronal de los fabricantes ha solicitado una reunión urgente con el presidente del PP, Mariano Rajoy, y con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas. “Nos sentimos traicionados”, ha denunciado.

“Esta nueva situación nos obliga a reconsiderar algunas acciones ya aprobadas en el sentido de la inversión. Y entre ellas, hasta la participación en el Salón del Automóvil de Barcelona anunciada hace pocas semanas”, ha indicado el presidente de Anfac, que ha subrayado la indignación de la industria ante la aprobación de una norma “injustificada e inoportuna, que genera inseguridad”.

Chapuza normativa

El máximo responsable de Anfac, que no ha admitido preguntas, ha empezado su intervención lamentando que los fabricantes no hayan sido consultados en la tramitación de la “chapuza normativa”, al tiempo que ha acusado a los partidos de la oposición, en especial a PP y CiU, de no haber evaluado el daño que pueden provocar a la principal industria del país en un momento de crisis como el actual.

En este sentido, ha afirmado que tanto PP como CiU han puesto en peligro las inversiones y los puestos de trabajo de las fábricas de automóviles ubicadas en comunidades autónomas en las que tienen responsabilidades de gobierno.

“Se trata de una intromisión política inaceptable, la industria ha perdido la confianza en la oposición, que se está equivocando y tiene que rectificar”, ha advertido.

No habrá más contratos para concesionarios

García Sanz ha recordado que la relación entre marcas y concesionarios ya está regulada por un reglamento comunitario, y que el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio tiene previsto aprobar en esta legislatura la nueva ley de distribución comercial.

También ha subrayado que para las marcas será “imposible” firmar nuevos contratos con concesionarios.

Además, ha anunciado que Anfac celebrará la próxima semana una junta directiva extraordinaria para adoptar medidas tendentes a corregir la situación, y no ha descartado ninguna acción.

“No es una lucha entre David y Goliat, es una situación que afecta a la industria del automóvil en su conjunto. La sociedad española y, en especial, los partidos políticos que han apoyado esta normativa, tienen que se conscientes de que nos jugamos el futuro de la industria del automóvil en España”, ha concluido.