Menú Portada
CEIM solicitará el embargo de sus bienes particulares

Los empresarios madrileños reclamarán a los controladores 20 millones de euros

Diciembre 28, 2010
pq_922_ceim_controladores.jpg

El presidente de CEIM y la Cámara de Comercio de Madrid, Arturo Fernández, junto con los presidentes de AEHM (Asociación Empresarial Hotelera de Madrid), CECOMA (Confederación de Empresas de Comercio Minorista, Autónomos y de Servicios de la Comunidad de Madrid), COCEM (Confederación de Comercio Especializado de Madrid), Jesús Gatell, Salvador Santos Campano e Hilario Alfaro, respectivamente, han presentado en la sede de CEIM, junto con el presidente del bufete Cremades & Calvo Sotelo, Javier Cremades, las acciones legales que los empresarios de Madrid emprenderán contra los controladores aéreos por el bloqueo del espacio aéreo español de principios del presente mes de diciembre.

Arturo Fernández, ha explicado que tanto CEIM como la Cámara de Comercio ofrecerán desde hoy mismo un Servicio de Orientación Jurídica para ayudar a todas las empresas madrileñas que se hayan visto perjudicadas, a canalizar y formalizar sus correspondientes demandas de indemnización por daños y perjuicios. El presidente de los empresarios de Madrid, ha anunciado que se ha puesto a disposición de todas las empresas madrileñas el número de teléfono gratuito 900 811 011.

Además Arturo Fernández, ha señalado que la demanda irá dirigida directamente a los controladores aéreos que abandonaron su puesto de trabajo.

En este sentido, el abogado Javier Cremades, presidente del bufete, ha señalado: “las reclamaciones empresariales van dirigidas, principalmente, a obtener el resarcimiento por el lucro cesante que las empresas han tenido, es decir, las ganancias que han dejado de obtener como resultado del cierre del espacio aéreo. Es evidente que es un supuesto clásico del derecho de responsabilidad extracontractual en la que el daño producido debe encontrar una reparación a través del derecho“.

El presidente de CEIM y de la Cámara de Comercio ha señalado también que los empresarios de Madrid evaluarán el daño internacional que el plante de los controladores españoles ha tenido para la marca España y la marca Madrid. Arturo Fernández ha señalado “no solo estamos hablando de las pérdidas de los empresarios sino del coste que ha tenido para la economía en general, en este caso, de la Comunidad de Madrid y por tanto para toda la sociedad, empresarios y trabajadores”.

“Llevamos adelante estas acciones legales –ha concluido, Arturo Fernández– para que a partir de este momento quede claro que las huelgas salvajes o acciones de abandono del puesto de trabajo como las realizadas por los controladores no solo las debemos pagar los ciudadanos”.