Menú Portada
Por el grave perjuicio ocasionado en la actividad comercial

Los empresarios de Madrid instan al ministro del Interior a resolver la ocupación en Sol

Mayo 24, 2011
pq_927_arturofernandez-ceim.jpg

El presidente de CEIM Confederación Empresarial de Madrid-CEOE y de la Cámara de Comercio de Madrid, Arturo Fernández, ha remitido al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, una carta donde le traslada la preocupación y la indignación que ha generado en muchos comerciantes la ocupación de la vía pública de la Puerta del Sol y aledaños de la ciudad de Madrid.

En la carta instan al ministro del Interior a considerar encarecidamente la urgente necesidad de resolver esta prolongada y anómala situación, a través de los mecanismos de que dispone el Estado de Derecho, sin menoscabo del libre y responsable ejercicio de los derechos y libertades de expresión, reunión y manifestación que la Constitución garantiza a todos los ciudadanos españoles.

Los empresarios de Madrid califican esta situación de insostenible para el comercio de la zona en general, y para el pequeño comercio en particular.

Aseguran que los comerciantes de la zona se ven impedidos de ejercer sus derechos y abocados a ver bloqueados los accesos a las tiendas, ante una total impunidad de la conducta de quien lo provoca.

Para los empresarios de Madrid esta ocupación, que se viene produciendo desde la última semana, está originando un grave perjuicio a la actividad comercial y empresarial de la zona afectada, cuyas ventas se han reducido más de un 80%, hurtándose la obtención de un beneficio lícito que nunca se recuperará, lo que es especialmente grave en un momento como el actual de crisis económica, en el que el consumo está muy estancado.

Además, apuntan que esta situación genera el total desánimo del sector comercial, que no comprende la razón por la cual se pueden conculcar sus derechos sin que existan consecuencias de ello, mientras tienen que continuar pagando sus impuestos y sus nóminas, aunque el público no pueda acceder a sus inmediaciones.

Por último, los empresarios de Madrid señalan que esta situación está afectando devastadoramente a la imagen turística de la zona de Sol y de la ciudad, que hasta ahora había quedado salvaguardada, así como a la movilidad en una zona neurálgica de Madrid.