Menú Portada
EXCLUSIVA. LOS ORÍGENES DEL CASO PUJOL (III)
Informe inédito y reservado: Cómo los servicios de información obligaron a investigar a Jordi Pujol y a otros dirigentes catalanes

Los empresarios colaboraron con la Policía: “No estamos conformes con que durante 300 años las mismas 50 familias decidan el futuro de Cataluña

Septiembre 10, 2014

En el documento, al que ha tenido acceso Extraconfidencial.com, argumentan también que “sus intereses se están viendo afectados por estar esquilmados siempre por los mismos políticos y dicen vivir una sociedad de miedo tipo siciliano de la que quieren liberarse”
El Informe habla de "cuatro talibanes" (sic), de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC), que serían los que estarían dirigiendo desde antes de 2012 la supuesta extorsión a los empresarios "con la excusa de que es para el futuro estado catalán pero que se lo están quedando para sí, aunque una parte significativa la están dando a los responsables del CDC"
También se relacionan empresarios de sectores como el de la construcción, de cadenas hoteleras. A alguno de los dueños de alguna de ellas se le había detectado una cuenta en el HSBC correlativa a la que tenía un hijo de Pujol, que, según Falciani, aparecía como un "empresario marmolista"-


No fue sólo la labor de la Policía Judicial, de los servicios de información extranjeros o de los llamados “arrepentidos” que buscaban ventajas judiciales a cambio de revelar los secretos de los flujos de supuesta corrupción en Cataluña: para el caso catalán, y específicamente el Caso Pujol, los Policías de la UDEF contaron también con las informaciones llegadas a la propia UDEF y a los Mossos D’Esquadra desde el sector empresarial catalán, según se destaca en el tercer Informe de Policías que Extraconfidencial.com ha comenzado a revelar. En este Informe se relatan los empresarios que pagaron, cómo se recibió el dinero y los supuestos testaferros. Se habla, incluso, de la vinculación de otra parte de la familia de Jordi Pujol, ex presidente de la Generalitat, y de algún político del PSOE.

Este tercer Informe -también sin membrete pero sí fechado, como los anteriores-, afirma al respecto: “La información recogida tiene su origen de fuentes muy fiables y solventes del sector empresarial catalán, que facilitan estas informaciones, según ellos, por no estar conformes con que durante más de 300 años las mismas 50 familias decidan el futuro de Cataluña. Argumentan también que sus intereses se están viendo afectados por estar esquilmados siempre por los mismos políticos y dicen vivir una sociedad de miedo tipo siciliano de la que quieren liberarse. Una vez verificados los datos procede que sean judicializados, dejando constancia fehaciente para que no desaparezcan como otros documentos ya emitidos que no han tenido respuesta” (sic). 

Pagos en sitios reservados “no controlados”

De este Informe se deduce que diversos empresarios catalanes comenzaron a colaborar antes de 2012 con la UDEF y con la Policía Autonómica -los Mossos-, revelándoles que desde hacía tres décadas había que pagar a la Generalitat un importe “muy sustancioso” para poder funcionar sin problemas en Cataluña. Ya hablaban específicamente estos empresarios del Caso Pujol y señalaban al hijo del ex presidente catalán, Jordi Pujol Ferrusola, como el que supuestamente dominaba esa parte de la trama vinculada a los pagos por parte del sector empresarial catalán.

En el citado documento también se relata que los pagos -el famoso 3 % con el que Pascual Maragall acusó a Artur Mas en el Parlament en febrero de 2005-, se realizaban en sitios reservados -no controlados-, en la sede de la Generalitat y que diversos conductores -a uno de ellos lo citan como ´Josep´- se lo llevaban en bolsas en sus propios coches oficiales con destinos no conocidos. Después de la entrega, los empresarios pasaban –siempre según el Informe-, a los despachos oficiales en cuestión donde se hablaba ya exclusivamente de trabajo, sin mencionar el dinero pagado.

Los “cuatro talibanes” de CDC
 
El informe habla de “cuatro talibanes” (sic), de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC), que serían los que estarían dirigiendo desde antes de 2012 la supuesta extorsión a los empresarios “con la excusa de que es para el futuro estado catalán pero que se lo están quedando para sí, aunque una parte significativa la están dando a los responsables del CDC”. Uno de esos ´talibanes´ actuaba supuestamente como fiduciario de un altísimo cargo de la Generalitat y mantenía desde antes de 2012 una cuenta en el HSBC, el mismo banco en el que el propio padre de Artur Mas tenía otra cuenta con un saldo cercano a los 2 millones de euros (“ver anotaciones del Sumario sobre Liechtenstein”, según se refleja explícitamente en este informe policial).

Resulta que la cuenta de ese supuesto testaferro no había sido detectada cuando se investigó la cuenta del padre de Artur Mas, pero lo importante en este punto es que “por comunicación con el ahora en prisión [Hervé] FALCIANI estaría dispuesto a facilitar dicha cuenta, así como la de todos los políticos españoles que conoce, siempre que no se le conceda la extradición a Suiza, país que la solicita bajo la acusación de violación de secreto bancario, delito que en España no existe“. Por Falciani, el Gobierno español se enteró hace ya más de tres años de todo esto. 

Los Policías conocían en 2012 una relación de los empresarios que, según datos del HSBC de Ginebra, estaban financiando a diversos políticos catalanes, aunque añadían en este Informe que “se ha notado la merma en la colaboración con los colegas suizos por no conceder la extradición ya mencionada“; es decir, la de Hervé Falciani, el hombre que se llevó los datos de las cuentas que los grandes evasores españoles y europeos tenían en la Banca suiza y cuyo listado se lo entregó al Gobierno español a cambio de que no se concediera su extradición a Suiza. Por ello, los gobiernos de Rodríguez Zapatero y de Mariano Rajoy conocían desde hacía varios años todos los datos que obran en estos cinco Informes policiales, y por eso afirman ahora dirigentes socialistas, como Pedro Saura, que el ministro de Economía, Cristóbal Montoro, montó su amnistía fiscal en 2012 para que todos esos supuestos corruptos formalizaran sus cuentas con Hacienda.

Los Policías que elaboraron los Informes en poder de Extraconfidencial.com creían saber que el Gobierno de Rajoy no haría nada, y por eso elaboraron estos cinco documentos de trabajo, con datos contenidos en diversos sumarios, pero que pasaban “desapercibidos”.

Pagaban hasta los laboratorios farmacéuticos
 

En este tercer Informe se afirma, incluso, que casi todos los laboratorios farmacéuticos estaban “contribuyendo a las cuentas personales de los responsables del CDC, en especial los extranjeros que directamente envían las transferencias a las cuentas off shore sin necesidad de pasar y por tanto ser controladas por el Banco de España“.

Pero, pero aún, se dedica un apartado específico a un importante Grupo de comunicación, al que un imputado en el Caso Bankia lo controlaba para que en sus periódicos y revistas no se publicara nada que afectara a la Generalitat ni a Convergència Democràtica de Catalunya en tiempos de Jordi Pujol y Artur Mas. El Informe dice que el propio presidente de ese grupo “tiene que solicitar cualquier permiso a dicho Consejero para que le autorice cualquier noticia que tenga que ver con Cataluña y nunca autoriza nada contra el CDC“.

En este documento, en fin, se relacionan también empresarios de sectores como el de la construcción, de cadenas hoteleras -a alguno de los dueños de alguna de ellas se le había detectado una cuenta en el HSBC correlativa a la que tenía un hijo de Pujol, que, según Falciani, aparecía como un “empresario marmolista“-, y hasta de una antigua consejera de la Generalitat en uno de los gobiernos de Jordi Pujol… Y también se ofrecen los nombres de los supuestos testaferros, nombres que no damos para no perjudicar las investigaciones policiales al respecto.

De estos documentos policiales también se deduce que aún no ha salido todo relativo al clan Pujol: la Policía investiga no sólo a los patriarcas del clan, Jordi Pujol y Marta Ferrusola, y a sus hijos, sino también a otros familiares cercanos y a algún que otro dirigente del PSOE que podría haberse beneficiado, por ejemplo, de la venta de la empresa HISPANIA, “que en su día estaba tasada en 500 millones de euros pero que finalmente fue adquirida por menos de 60. Esa compra fue factible ya que su propietario de entonces estaba incurso en el Sumario Gürtel y le comunicaron que ya no tendría ninguna obra pública más y que debería vender a dicho grupo inmobiliario catalán“, dice explícitamente este Informe en cuestión.

 
Jorge Ventura