Menú Portada

Los empatados Fernando Alonso y Carlos Sainz encaran el que puede ser su mejor Gran Premio de la temporada

Septiembre 13, 2016
alonso sainz

Parecen dos trenes hermanos que viajan en mismo sentido y distinta dirección. Uno está más cerca del final que del principio, y del otro dicen que no ha hecho más que arrancar la que puede ser una brillante carrera deportiva y tiene los mimbres necesarios para sustituir al otro. Fernando Alonso y Carlos Sainz miran de reojo al fin de semana que puede marcar el resto de la temporada aunque por motivos muy distintos.

El hijo de , se encuentra en una situación muy especial por varias razones. Su monoplaza comienza a evidenciar las debilidades de un motor obsoleto y que no recibe actualizaciones, mientras que el resto de sus contrincantes tienen uno con las implementaciones propias de la temporada 2016 y a los que se someten a mejoras continuas por sus diseñadores. Tras el acuerdo de compromiso alcanzado in extremis por Renault y Red Bull, Sainz y su compañero Daniil Kyvat, son los pilotos con el motor peor compuesto de la temporada; no sólo no recibe piezas nuevas, sino que siendo del año pasado, en 2015 tampoco destacó por su eficacia.

Las esperanzas de Carlos Sainz

Todo lo que podían hacer por intentar brillar tuvo que ser logrado en la primera mitad de la temporada, pero una vez traspasado el ecuador, sin aumentos de potencia y con el nivel de mejoras generales limitado ante la complejidad de los monoplazas de 2017, pocas esperanzas tiene Sainz de crecer mínimamente en las carreras que quedan. De ello que el madrileño base en las especiales características del circuito urbano de Singapur su deseo de puntuar con ciertas posibilidades. La pista asiática transcurre por las calles de la ciudad-estado y las rugosidades de su asfalto y las fuertes curvas que contiene son bien absorbidas por el chasis del STR11. El plano de la potencia queda diluido ante la escasez de largas rectas como sí que ocurre en Monza, Spa o Malasia. No es que el coche se adapte bien a este trazado, sino que no sufrirá como en los menos revirados. De hecho en Mónaco, pista de características similares a esta llegó a ir tercero hasta que un fallido pitstop por parte de su equipo le relegase a puestos menos afortunados.

Sainz ha estado en boca de los mentideros de la Fórmula 1 durante el verano como posible futuro piloto de Renault, a pesar de haber sido confirmado por su escudería para 2017. La subida de su compañero Max Verstappen al primer equipo dejó a muchos con la incógnita de que podría pasar con el español a sabiendas de que generalmente el ciclo vital de los que se suben a un Toro Rosso rara vez pasa de dos años. En principio Sainz volverá a ser titular en su actual equipo la temporada próxima, eso sí, como líder del duo al que presumiblemente se unirá el novato Pierre Gasly. Hasta entonces tendrá que luchar como pueda con un coche que realizó una magnífica temporada en 2015, aguantó con dignidad el inicio de esta, y lo acabará peor de lo que se está viendo hasta ahora.

Los pasos lentos pero firmes de McLaren

Uno de sus principales rivales -de hecho Carlos y Fernando están empatados a puntos- son los McLaren, equipo que sigue dando pasos lentos pero firmes. Su existencia es justo la contraria al de Toro Rosso: tienen presupuesto de sobra, sus motores Honda son actualizados de manera continua, ya han declarado que no piensan dejar de mejorar el monoplaza hasta la última carrera y sus pilotos son de los más veteranos de la parrilla, ambos Campeones del Mundo. A pesar de vivir realidades distintas su principal problema es justo el mismo: la falta de potencia. Los orientales trabajan día y noche para conseguir lo que ciertamente está llegando, caballería, pero si en pistas rápidas sufren es en las más lentas donde recuperan algo de resuello, dan alguna alegría a sus seguidores y recaban sus mejores resultados. Alonso quedó quinto y séptimo en Mónaco y Hungría, las dos pistas más lentas del calendario, y Singapur se asemeja en características de estas. Con estos antecedentes y las mejoras del MP4/31, en Woking están muy esperanzados en recaudar un buen puñado de puntos, especialmente el de Oviedo, no en vano fue en Singapur donde consiguió su primer  (pole, victoria, vuelta rápida y liderar todas las vueltas), Incluso gracias a estas mejoras, los propios pilotos, Alonso hace un tiempo, y Button esta pasada semana en declaraciones a Sky TV, han dejado caer que es muy posible que a finales de la temporada puedan dar alcance de forma puntual a unos Ferrari muy venidos a menos desde que comenzó la temporada.

Es por todo ello que si para Sainz puede acabar este fin de semana su acúmulo de puntos de este año, es para Alonso la cita en la que teóricamente pudiera conseguir su mejor resultado ante las mejoras de su coche y una pista favorable y de su gusto. La cita, el domingo próximo a partir de las dos de la tarde, que será de noche en la única carrera que se disputa íntegramente bajo luz artificial.

José M. Zapico

@VirutasF1