Menú Portada

LOS CRUZADOS DE LOS REINOS DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Febrero 24, 2013

El 27 de noviembre del año 1095, durante el transcurso de la última jornada del Concilio de Clermont, el papa Urbano II exhortó a toda la cristiandad a que marchase unida para conquistar Jerusalén. El llamamiento del pontífice tuvo una amplia repercusión y a él respondieron nobles, clérigos, y caballeros procedentes de todo el occidente europeo. De la misma forma, miles de hombres, mujeres, ancianos y niños del pueblo llano, armados tan solo de una inquebrantable fe adornada de misticismo y superstición, lo abandonaron todo para unirse a la expedición militar que se estaba organizando.

pq_928_cruzados_peninsula.jpg