Menú Portada
Así lo recoge el Convenio Colectivo en vigor desde 1999 en su artículo 28

Los controladores serán quienes decidan, si son despedidos y tras resolución judicial, entre la readmisión o la indemnización

Enero 19, 2010

Además, los que “se distingan notoriamente en el ejercicio de su trabajo podrán ser premiados con una cantidad en metálico o vacaciones extraordinarias, acumulables a las reglamentarias, de hasta veinte días”

“El importe de los haberes retenidos por sanción incrementarán los créditos de acción social, excepto en los casos en que AENA cubra el puesto de trabajo”


Tiene claro José Blanco lo que quiere hacer: reducir un 15% las tasas de navegación aérea recortando el salario medio de los controladores hasta los 200.000 euros. Y lo tiene oscuro, muy nublado, si nos remitimos al Convenio Colectivo de los CCA que data de 1999 y del informó puntualmente este periódico en su edición de ayer. El ministro de Fomento matizó que, pese a esta reducción del salario del colectivo, los controladores cobrarían “dos veces y media más que el ministro que les habla”. Blanco lo comparó también con el sueldo de un juez y de un médico, señalando que también cobrarían menos que el controlador.

El ministro dio a conocer hace una semana los salarios de los miembros de este colectivo. En toda la red española hay 2.300 controladores aéreos, de los cuales 28 cobran más de 700.000 euros; 135 ganan más de 600.000 euros y 713 tienen un sueldo que oscila entre los 360.000 y los 540.000 euros. Unos pocos ganan más de 900.000 euros. El ministro fue contundente: “me propongo afrontar este problema y pretendo eliminar número de controladores y recuperar la gestión para Aena”.

Pues lo tiene claro José Blanco para hacer despegar su misión política. Según datos, no desmentidos por nadie hasta ahora, un controlador llegó a cobrar en un año hasta 900.000 euros, de los que unos 200.000 euros, corresponderían a salario bruto y los restantes 700.000 euros a horas extraordinarias. Siempre según fuentes del departamento que controla, el mencionado controlador gana unos 1.500 euros netos diarios en horas extras. Y tal y como les adelantábamos ayer,  en el artículo número 44 del Convenio se establece que “os CCA (Controladores Aéreos), no podrán realizar más de ochenta horas extraordinarias, sea cual sea el carácter de éstas, con excepción de las de fuerza mayor, que no estarán incluidas en este cómputo”.

Y observen la fórmula para calcular, entones en pesetas, el valor de la hora extraordinaria que será el que resulte de multiplicar por 1,75 el valor de la hora ordinaria, calculado según la fórmula siguiente, en la que todos los conceptos retributivos figurarán en su cuantía bruta anual:


                       SB + CPT ó CPO + CA + CAFP + CNP + CJ

HE   =        ______________________________________ x 1,75

                                                     JL

 

HE: Hora extraordinaria


SB: Sueldo base.

CPT: Complemento de puesto de trabajo.

CPO: Complemento personal de origen.

CAFP: Complemento de antigüedad en la función pública.

CA: Complemento de antigüedad.

CNP: Complemento de nivel profesional.

CJ: Complemento de jefatura.

JL: Jornada laboral (mil doscientas horas para los CCA en régimen de turnicidad o mil setecientas once para los CCA sujetos a jornada anual ordinaria).

 

Es de los pocos colectivos en este país, por no decir el único, que para la cuantificación de las horas extras se incluyen todos los conceptos retributivos.

 

Pero lo más significativo, y a la vez exclusivo, del Convenio de los Controladores, se refleja en el Artículo 28, apartado “Opción ante un despido” en el que se establece que “en los casos de resolución del contrato de trabajo de un CCA por causa de despido, si la jurisdicción social declarase la improcedencia de la medida extintiva, la opción entre la readmisión en el mismo puesto de trabajo y la indemnización alternativa corresponderá siempre al controlador, que deberá ejercitarla dentro del plazo máximo de cinco días hábiles, contados desde la fecha de la notificación de la resolución judicial”.

 

Toda una ganga que no acaba ahí. De no ejercitarse la opción en el plazo indicado, se entenderá que el CCA opta por la readmisión. Y en el supuesto que optase por la indemnización, tendrá derecho a una equivalente a cuarenta y cinco días de salario ordinario y fijo por cada año de antigüedad reconocida, prorrateándose por meses los períodos inferiores a un año y hasta un máximo de cuarenta y dos mensualidades.

 

Pues que tomen nota Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, líderes de UGT y CC.OO. respectivamente, de cómo se firma un Convenio, del que, finalmente, extraemos dos puntos muy llamativos:

 

Artículo 12. Procedimiento sancionador. Punto cuarto.

 

El importe de los haberes retenidos por sanción incrementarán los créditos de acción social, excepto en los casos en que AENA cubra el puesto de trabajo”. Es decir, al conocido como “caja de resistencia” de los trabajadores.

 

Y, por si todo esto fuera poco, un Premio Extraordinario

Los CCA que se distingan notoriamente en el ejercicio de su trabajo o realicen actividades extraordinarias, podrán ser premiados, a título individual o colectivo, de la forma siguiente:

a) Cantidad en metálico.

b) Vacaciones extraordinarias, acumulables a las reglamentarias, de hasta veinte días”.