Menú Portada
El ministro de Fomento desveló que uno llegó a cobrar hasta 900.000 euros en un sólo año

Los controladores aéreos no deberían realizar más de 80 horas extras anuales, según su Convenio Colectivo aún vigente

Enero 18, 2010

No están incluidas en este cómputo las denominadas de “fuerza mayor”: La atención a vuelos hospital, la atención a vuelos de Estado y por razones de orden público y la prevención o reparación de siniestros

Desde 1999 no se ha renovado el Convenio que regula sus condiciones de trabajo


Decía nuestro colaborador Juan Diego Guerrero en su último artículo que “Yo quiero ser controlador”. Y yo, Juan Diego. Y José Blanco; y Magdalena Álvarez; y hasta su hija. Y tantos y tantos españoles. Tras la huelga más o menos encubierta de este selecto y reducido colectivo, el actual ministro de Fomento, en sede parlamentaria, desvelaba las altas retribuciones de estos funcionarios de élite. Alguno llegó a cobrar hasta 900.000 euros anuales. De esa cifra, unos 200.000 euros,  corresponderían a salario bruto y los restantes 700.000 euros a horas extraordinarias. Siempre según fuentes del departamento que controla José Blanco, el mencionado controlador gana unos 1.500 euros netos diarios en horas extras.
 
Unos y otros, Gobierno y sindicatos de controladores, se han defendido como han podido. Pero la Ley es la Ley. Y si nos remitimos a su Convenio Colectivo, actualmente en vigor, y que para sí quisieran muchos trabajadores de este país. El I Convenio Colectivo profesional de los Controladores de Circulación Aérea entró en vigor el 1 de enero de 1999 y su plazo de finalización se fijó el 31 de diciembre de 2004, “sin perjuicio de sus prórrogas pactadas o automáticas”. Entonces, Rafael Arias Salgado, titular de la cartera en el Gobierno de José María Aznar, intentaba asegurar una paz social que, años después, se ha visto resquebrajada. Fue refrendado por el entonces Ente Público AENA y la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA).

Privilegios millonarios

Y en ese Convenio, muchos, pero que muchos, privilegios que iremos desgranando en próximas ediciones. Uno de los más importantes el que se refiere a las tan controvertidas horas extraordinarias. Así, en el artículo número 44 del citado Convenio, se puede leer: “Los CCA (Controladores Aéreos), no podrán realizar más de ochenta horas extraordinarias, sea cual sea el carácter de éstas, con excepción de las de fuerza mayor, que no estarán incluidas en este cómputo”.
 
¿Y saben cuáles son las de fuerza mayor? Todo un chollo:
          La atención a vuelos hospital, de traslado de órganos, de evacuación de heridos,, enfermos o accidentados y por otras eventualidades de urgencia vital
          La atención a vuelos de Estado y por razones de orden público emergencias determinadas por la autoridad gubernativa
          La prevención o reparación de siniestros u otros daños extraordinarios urgentes
 
Así se explica que los controladores no muestren disposición a renovar un Convenio que data de 1999. Y no sólo por las horas extraordinarias, sino por otros muchos privilegios de los que disfrutan y que, en algunos casos, podrían llegar a vulnerar el Estatuto de los Trabajadores. Más detalles en próximas ediciones y que sepan que, ellos, también son controlados.