Menú Portada
La ciudad celebra San Isidro un año más como la entidad local más endeudada

Los contratos millonarios de Ana Botella: cerca de 15 millones de euros para el arrendamiento de vehículos y el asesoramiento financiero y publicitario de su equipo

Mayo 15, 2013

Según una noticia publicada en el diario El País, el PP podría perder el Gobierno de la capital de España si las elecciones municipales tuvieran lugar ahora
En pleno desmantelamiento del Cuerpo de Policía, Botella destina más de 7 millones a Finanzia Autorenting para el suministro de vehículos
Además, la alcaldesa entrega más de 6,5 millones de euros a una sociedad norteamericana para el asesoramiento publicitario del Ayuntamiento

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


Ayer, 15 de mayo, Madrid celebraba el día de su patrón, fiesta castiza y popular en honor a San Isidro. Una festividad que la capital de España recibía -como en años anteriores- con la facha de ser el ayuntamiento más endeudado del país, unas obligaciones que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas cifraba a finales de 2012 en 7.429,6 millones de euros, un 17,7% de la deuda total de las entidades locales del territorio nacional.

Y es que es precisamente ahora cuando el gobierno de la capital está pasando por su momento más delicado. La inflación de la deuda, la mala gestión de peliagudos asuntos -véase Madrid Arena, privatización de la Sanidad, eliminación de privilegios del funcionariado, etc.-, o el debate interno de la sucesión entre los partidarios de Ana Botella y los adeptos de Cristina Cifuentes, convierten al consistorio en un polvorín a punto de estallar. Quizás la puntilla final que remate al astado madrileño sea la encuesta publicada por El País que asegura que “con la participación más baja de la historia electoral de la capital (…) el Ayuntamiento de Madrid podría volver a manos de la izquierda (PSOE e IU en coalición) por primera vez en 26 años”. Gran parte de la responsabilidad recaería sobre Ana Botella“un tercio de sus concejales y pasaría de 31 a 21 ediles (del 49,7% de los votos en 2011 al 30,2%)”.

Y es que ha sido la propia regidora la que ha conducido al PP madrileño a la deriva a través de su siempre polémica política. Una alcaldesa a la que, en tiempos de crisis y austeridad, no le ha temblado el pulso a la hora de licitar contratos millonarios para conceptos que se alejan de la pirámide de las prioridades. Estas adjudicaciones millonarias aglutinan cerca de 15 millones de euros destinados al arrendamiento de vehículos -para Policía y ambulancias- y al asesoramiento -financiero y publicitario- del consistorio.    

Arrendamiento de vehículos

Al tiempo que Ana Botella metía mano a la Policía Municipal -supresión de la paga extraordinaria de diciembre, eliminación de los 17 días libres, o la reducción del presupuesto destinado para la adquisición y mantenimiento de las armas-, el miércoles 30 de marzo de 2011 el Boletín Oficial del Estado se hacía eco de la “resolución del Ayuntamiento de Madrid por la que se anuncia la formalización del contrato de suministro en régimen de arrendamiento de vehículos para su uso por la Dirección General de Seguridad y por el Cuerpo de Policía Municipal de Madrid”. En total, son más de 7 millones de euros (7.024.799,52 euros) los que se embolsará la contratista Finanzia Autorenting, S.A. durante el periodo que va de 2011 a 2015, “por ser la única empresa que ha presentado oferta al procedimiento seguido para la adjudicación del contrato”, dice el convenio.

A principios de año el BOE sacaba la resolución del Ayuntamiento de Madrid por la que se anunciaba la formalización del contrato de suministro denominado ‘Alquiler de 17 ambulancias de soporte vital básico (SVB) y 5 ambulancias de soporte vital avanzado (SVA), nuevas o usadas con destino al Servicio SAMUR-Protección Civil’ por el que se entregaban a la misma empresa, Finanzia Autorenting, S.A., un total de 769.780 euros para la prestación del servicio.

Asesoramiento extra

El viernes 2 de noviembre de 2012, en este caso era el asesoramiento financiero permanente el que Ana Botella y su consistorio sacaban a licitación. A través del “anuncio de la resolución del Ayuntamiento de Madrid por la que se hace pública la convocatoria para la adjudicación por procedimiento abierto del contrato” de los servicios de asesoramiento financiero permanente, el ente municipal ofrecía un contrato estimado en 42.917 euros para dos años a aquella empresa que acreditase los requisitos mínimos de solvencia económica y financiera y solvencia técnica y profesional.

Quizás el contrato más farragoso para los intereses del Ayuntamiento madrileño, fuera aquel adjudicado en marzo de 2011 por más de 6,5 millones de euros (6.554.393 euros) para la ejecución de los servicios de mediación, inserción y asesoramiento de la difusión de la publicidad institucional declarada de gestión centralizada. Lo más sangrante del convenio, su importe y su destino, la empresa Mccann Erickson, S.A. Una sociedad norteamericana que se llevaba el montante total del contrato lejos de las fronteras españolas. Respecto al contenido del contrato habría que proponer a la alcaldesa y a su equipo de prensa y gabinete varias preguntas. ¿Cuáles son las funciones específicas comprendidas en la mediación, inserción y asesoramiento de la difusión de la publicidad institucional declarada de gestión centralizada? ¿No existe en el propio consistorio un equipo de imagen y publicidad que se encargue de estas facetas? ¿Será Mccann Erickson la empresa que recomienda a Botella no conceder preguntas en las ruedas de prensa?

Jesús Prieto